Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Este video de Nuba Reports contiene imágenes de heridos.

El Obispo Emérito Macram Max Gassis de la Diócesis de El Obeid ha condenado enérgicamente los ataques deliberados y el bombardeo del Hospital Católico Mother of Mercy en las montañas Nuba, en Kordofán del Sur, Sudán, los días 1-2 de mayo.

El hospital es apoyado por Caritas Internationalis y en particular por los miembros de Caritas Trocaire y Secours Catholique.

El Obispo Gassis dijo: “El bombardeo es un ultraje contra civiles inocentes que buscan asistencia médica en nuestro hospital. Los enfermos no tienen nada que ver con el conflicto que ha devastado las montañas Nuba desde junio de 2011. Son civiles inocentes protegidos por el Derecho Internacional de los ataques directos de las fuerzas militares.

“El Derecho Internacional exige que los civiles sean protegidos en caso de conflicto, pero el ataque de hoy es una violación directa de este principio humanitario fundamental. Es una violación de lo sagrado de toda la vida humana, que debemos proteger a toda costa.”

El hospital es el único que opera en las montañas Nuba del Estado de Kordofán del Sur, el cual proporciona asistencia básica y una variedad de servicios de apoyo a más de 150 000 personas al año. El Obispo teme por la seguridad y el bienestar del personal del hospital, de los pacientes y de las comunidades que viven atemorizadas a consecuencia de esta amenaza real de bombardeos aéreos indiscriminados.

Después de que un hospital de la Iglesia fuera bombardeado en las montañas Nuba en Sudán, algunos de los más vulnerables han sido puestos en trincheras por la posibilidad de que el avión regrese. Ayer esta madre dio a luz a un bebé saludable. Su hijo mayor fue ingresado por desnutrición. Foto: Diócesis de El Obeid.

Yo estaba en la oficina con la Hermana cuando vino el avión. Transcurrieron aproximadamente 2 segundos entre escuchar al avión venir y la caída de la bomba – apenas el tiempo justo para tirarse al suelo. La oficina se sacudió con el impacto y nuestra visión se tornó borrosa por el polvo y los trozos de cemento que volaban por los aires. La bomba había golpeado cerca de 50m afuera del ala de tuberculosis/lepra.

Tan pronto como la explosión tuvo lugar, la Hermana y yo corrimos. Me dirigí directamente a una trinchera al igual que el resto de la gente del hospital (aquellos que podían moverse). La Hermana actuó de modo más altruista y comenzó a dirigir a la gente en la dirección correcta, calmando a las madres que no podían encontrar sus hijos, y también abriendo la puerta trasera para que la gente pudiera salir y alejarse del hospital.

Entonces el avión vino de nuevo, y volaba tan bajo que pudimos ver incluso dentro de su parte inferior. Una bomba explotó a 30 metros de la casa del doctor.

Una vez que el avión se fue, nos sacudimos el polvo y nos comenzamos a mover. Los pacientes huían del hospital en masa, algunos todavía pegados a sus sueros de fluidos intravenosos. Comenzamos a caminar en los alrededores para ver quiénes quedaban.

Y eso fue un triste espectáculo; unos estaban demasiado enfermos o demasiado débiles para moverse, otros vivían muy lejos y por ende no tenían adonde ir.

Afortunadamente,de los bombardeos de hoy, no hay daño estructural significativo a la propiedad – pero se requerirán muchas reparaciones de una manera u otra; por ejemplo, muchas de las puertas y ventanas de los cuartos del enfermero se dañaron, todas las puertas de los edificios médicos quedaron arruinadas y el techo está en mal estado, además de por supuesto la sección de nuestra valla.

Los pacientes del ala de varones han comenzado a llegar de nuevo, pero el ala de mujeres y niños todavía está casi vacía. Todo se encuentra inquietantemente tranquilo y cubierto de una fina capa de polvo. – Historia del Personal

Llamado del Obispo Gassis

“Quiero hacer un llamado al presidente Omar El Bashir, cuya fuerza aérea llevó a cabo este atentado, para que asegure que nuestro hospital se encuentra a salvo de más bombardeos. El Hospital Mother of Mercy es una institución de salud de la Iglesia Católica que ofrece servicios que salvan vidas sin hacer distinción por motivos de religión, tribu o afiliación política”, dijo el Obispo Emérito Macram Max Gassis.

El Obispo Gassis dijo que la Diócesis de El Obeid está comprometida con la paz en Kordofán del Sur. Él protestó contra el uso continuo de asaltos aéreos indiscriminados. El Obispo dijo que todas las partes en conflicto debían comprometerse a un diálogo pacífico para que una solución justa y pacífica se pueda encontrar.

El Obispo Gassis estará compareciendo en una conferencia de prensa en su residencia en Lavington, Nairobi el 06 de mayo de 2014 a las 11:30 horas. Para más información, póngase en contacto con: +254 726 846 023, doe@africaonline.co.ke.