Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Los niños en Yaloké en República Centroafricana se enfrentan a condiciones inhumanas. Crédito: Caritas CAR

Los niños en Yaloké en República Centroafricana se enfrentan a condiciones inhumanas. Crédito: Caritas CAR

El Presidente de Caritas de República Centroafricana, Arzobispo Dieudonné Nzapalainga de Bangui, afirma que Yaloké necesita urgentemente una acción humanitaria.

El arzobispo ha visitado recientemente el pueblo en el oeste del país, a 200 kms de la capital, Bangui. Ha dicho que de 500 a 700 pastores musulmanes se encuentran en una situación desesperada y que ahí las condiciones son inhumanas y dramáticas.

“Lo que está sucediendo en Yaloké es una tragedia” declaró. “Las mujeres y los niños viven en un espacio antihigiénico diminuto. Las condiciones son terribles, enfrentan la pobreza extrema”.

“En dos días hemos registrado tres nacimientos cuyas condiciones son semejantes a las de Jesús en el pesebre. Debe llegarles ayuda inmediatamente. Debemos ayudarles a recobrar su dignidad humana”.

Un desmoronamiento del estado de derecho y una violencia generalizada ha obligado a 600 000 personas a huir del país.

Muchos de ellos son musulmanes que escapan a los ataques de las milicias antimusulmanas ‘Anti-balaka’ provenientes de la comunidad cristiana. Veinte mil musulmanes han sido amenazados directamente, muchos de ellos son protegidos por la Iglesia Católica.

Las condiciones humanitarias a través del país son apremiantes, la mitad de la población requiere ayuda. Desde inicios del 2014, el número de niños que ha recibido tratamiento por desnutrición en el hospital pediátrico de Bangui se ha triplicado.

Los pastores en Yaloké han huido de Boda y de M’Baïki en el sur.

Arzobispo Dieudonné Nzapalainga y líder musulmán nacional Omar Kobine Layama distribuir ayuda en Yaloké. Crédito Caritas CAR

Arzobispo Dieudonné Nzapalainga y líder musulmán nacional Omar Kobine Layama distribuir ayuda en Yaloké. Crédito Caritas CAR

“Ellos necesitan seguridad, atención médica, comida, refugio e indumentos” ha comentado el arzobispo, haciendo un llamado a la comunidad internacional.

“Caritas logra proporcionar alimentos, sin embargo es una cantidad reducida respecto a lo necesitado”. El arzobispo Dieudonné Nzapalainga descarta cualquier propuesta relacionada con el traslado de los pastores musulmanes al norte de la nación.

“Debemos combinar nuestros esfuerzos en aras de la consecución de la paz. El traslado significaría enfrentar los mismos problemas en el futuro”, aseveró.

Caritas está trabajando con líderes religiosos cristianos y musulmanes en la República Centroafricana para unir las comunidades que han sido separadas a causa del conflicto.

El arzobispo Dieudonné Nzapalainga, el líder musulmán Omar Kobine Layama y el reverendo protestante Nicolas Gueret Koyama han dirigido los esfuerzos hacia la construcción de paz en la República Centroafricana.