Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Credit: Caritas Italy

La recuperación serbia tras las históricas inundaciones. Foto: Caritas Italy

Las terribles inundaciones en los Balcanes han sido las peores acaecidas en la región en más de un siglo.

A punto de cumplirse un mes de la tragedia, se han realizado muchos esfuerzos para restablecer la vida normal. El ambiente de emergencia está desapareciendo poco a poco y las preocupaciones relacionadas con la rehabilitación se están convirtiendo en el foco de atención.

La catástrofe originó dos tipos de tragedias: las inundaciones en las zonas llanas y el deslizamiento de tierras en las regiones montañosas. Sabac, Obrenovac y Ub son las comunidades serbias principalmente afectadas por las inundaciones, mientras que Valjevo y Krupanj están principalmente afectadas por los torrentes y los deslizamientos.

Los principales problemas aún por resolver en las comunidades afectadas por las inundaciones son la higiene y la desinfección, la retirada de animales muertos, la reactivación de agua potable, de infraestructuras y de terrenos agrícolas.

Gracias a la asistencia de Cáritas Serbia, se ha podido realizar una distribución de paquetes familiares de alimentos y artículos de higiene, especialmente a aquellas familias que han sufrido graves daños en sus casa, a familias sin medios para vivir y con muchos niños y a hogares con necesidades especiales como pueden ser miembros de la familia discapacitados, ancianos y madres independientes.

Más de 7.000 familias en 12 municipios de Serbia han recibido la asistencia del programa de ayuda de Caritas.

En todos los municipios bajo la cobertura del programa de ayuda de emergencia de Caritas se han emprendido medidas de desinfección.

El sistema de abastecimiento de agua estatal está asegurado en casi todos los lugares, con algunas excepciones, y la infraestructura de las carreteras principales ha recibido rehabilitación inicial para asegurar la conexión de todos los lugares que quedaron aislados durante la crisis.

El programa de ayuda de Caritas está pasando poco a poco de una fase de emergencia a una de rehabilitación.

Actualmente, los equipos de Cáritas de todo el país están terminando de realizar las evaluaciones para poder así responder a las necesidades de las familias más vulnerables en lo que se refiere a refugio, bienes del hogar, agricultura y ganado, y apoyo psicosocial.

Desde el mes que viene dará comienzo el programa de rehabilitación de Caritas en 12 municipios del país, integrando una estrategia de base comunitaria y contando con la base de datos de los hogares afectados que Caritas ha establecido para cada municipio.