Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

El tifón Haiyan, denominado localmente ‘Yolanda’, arrasó las Filipinas el viernes 8 de noviembre de 2013, dejando a su paso una senda de destrucción.
Caritas Filipinas (NASSA) ayudó a centenares de miles de personas inmediatamente después del temporal.

Ahora, como enfoque único, Caritas está ayudando a las comunidades a elaborar sus propios planes para poder resistir mejor en el futuro a las catástrofes naturales, construyendo de nuevo pero mejor, tras el paso de Haiyan.

El Proceso Participativo de Evaluación de Riesgo de Catástrofe es un sistema mediante el cual la comunidad crea un ‘mapa de riesgos’, en el que se identifican las amenazas y capacidades individuales de cada familia para reconstruir la propia vida. Una vez creado el mapa, se pueden encontrar las carencias de cada comunidad y las respuestas pertinentes.

Dichas respuestas pueden ser viviendas, medios de sustento, agua limpia, asistencia médica, protección del medio ambiente, políticas gubernamentales. Caritas facilita los resultados indicados por los que tienen mejores conocimientos de la situación: las mismas comunidades damnificadas.

El programa quiere conseguir ayudar hasta a 5000 familias este año.