Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Blog de Abbé Alphonse Seck, Director de Caritas Senegal

La migración es uno de los problemas más serios de nuestros tiempo y está atribulando nuestra consciencia a nivel mundial. Plantea interrogantes acerca de la humanidad, nuestro sentido de fraternidad y nuestra capacidad para abrirnos a otros cuyas vidas pueden haber sido difíciles. Nos debería motivar a trabajar juntos en contra de la injusticia y la desigualdad que perturban al mundo.

Pareciera sorprendente, pero alrededor del 70 por ciento de los migrantes de África occidental emigran dentro de África. En Senegal, la gente va de áreas rurales a ciudades, pero también van a otros países en el ámbito de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (ECOWAS, por sus siglas en inglés), en donde hay libertad de movimiento de personas y bienes. Otros se van a África central en donde tan sólo un pequeño porcentaje trata de irse a Europa.

Senegal es un país relativamente estable, así que cuando la gente se va no es por motivos de inseguridad, sino que por motivos económicos o porque los jóvenes están buscando empleo. Asimismo, los efectos del cambio climático en la agricultura, además de la erosión, los desastres naturales y la sequía provocan hambre, que consume los medios de sustento de la gente y la obliga a desplazarse.

Programa de formación para migrantes organizado por Caritas Senegal. Foto de Caritas Senegal

Programa de formación para migrantes organizado por Caritas Senegal. Foto de Caritas Senegal

Durante los últimos 20 años hemos acompañado a migrantes a lo largo de las diferentes etapas de su vida en Senegal. En Caritas Senegal trabajamos con migrantes a diferentes niveles. Nos cercioramos de que la gente sepa de los riesgos antes de irse a otra ciudad o país y también acogemos a migrantes y refugiados a su llegada a Dakar. Una parte importante de nuestra labor es escuchar a los migrantes cuando acuden a nosotros por primera vez para saber cual es la mejor forma de ayudarlos.

También ayudamos a personas que han vuelto del extranjero con asesoría y servicios. En algunos lugares los ayudamos a montar una pequeña actividad comercial, de esta forma ayudamos a los migrantes a utilizar sus habilidades.

Caritas Senegal también coordina un programa destacado llamado MADE AFRIQUE que es parte de la red mundial MADE que es la Red de la Sociedad Civil para la Migración y el Desarrollo (por sus siglas en inglés). Nuestra plataforma le da prioridad a la defensa de los derechos humanos y comprende a unas 300 organizaciones de la sociedad civil en diferentes lugares de África. Uno de nuestros objetivos es asegurar que se les dé seguimiento a ciertas políticas de migración que afectan a nuestra región.

Como Caritas respetamos el derecho fundamental de las personas a mejorar sus vidas o debido a la inestabilidad. Hacemos lo que podemos por la gente para que no se pongan en situaciones de peligro y nuestros programas están orientados a ofrecerle la posibilidad de realizarse sin tener que dejar su tierra natal. Sin embargo, el desarrollo es un área muy grande y, aunque se han realizado grandes avances, nuestra contribución es modesta.

No obstante, hay señales de esperanza. La existencia de ECOWAS, que mencioné previamente, muestra la voluntad política de abrir espacios. Se basa en la idea de que, como parte de un mercado económico más amplio, habrá más oportunidades para todos. Los jóvenes pueden estudiar en otros países de África occidental y gracias a as tarjetas biométricas de identidad la gente puede desplazarse de un país a otro más fácilmente. Esto muestra una forma en que el tema de la migración se puede tratar positivamente y reafirmar la fraternidad de todos nosotros.