Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Moldova
Misión Religiosa Católica Caritas Moldova

Luego de la declaración de independencia de la República de Moldova en 1991, el país experimentó un resurgimiento de la vida religiosa. Cuatro años después, esta renovación fue lo que motivó al Obispo de Chisinau a crear Caritas Moldova para brindar ayuda a los pobres y marginados. Actualmente, las principales categorías de beneficiarios de Caritas Moldova son: personas sin techo, ancianos sin suficientes medios para sobrevivir, personas con discapacidades, pacientes desahuciados o personas con enfermedades severas, niños y jóvenes, familias vulnerables y familias de padres solteros, personas socialmente aisladas, víctimas de desastres y otras categorías vulnerables. Así como escuelas vocacionales, hospitales, guarderías, prisiones y otras instituciones sociales estatales. Mediante sus actividades, la misión contribuye a erradicar la pobreza y establecer sistemas sociales equitativos, promoviendo valores de tolerancia y misericordia cristiana.

La colaboración de Caritas Moldova con otras organizaciones internacionales y organizaciones Caritas en todo el mundo y el apoyo que recibe de las mismas, le han permitido ampliar el alcance y la escala de sus programas de ayuda humanitaria y asistencia social. La actividad de Caritas Moldova se inició con la simple distribución de ayuda humanitaria recibida del occidente y evolucionó hasta llevar a cabo proyectos complejos a largo plazo. Junto con contra partes nacionales e internacionales, Caritas ha logrado poner en marcha proyectos que han sido representativos de la misión: centros médico-sociales, centros de día para niños de familias vulnerables, comedores, albergues nocturnos para personas sin techo, ministerios parroquiales sociales, etc.

En 2004, Caritas Moldova revisó su estrategia contra la pobreza implementando un plan estratégico piloto. Así, a partir de enero de 2005 se inició la implementación de su primer Plan Estratégico para 3 años (2005-2007) de conformidad con las normas de Caritas Europa. Al primer plan le siguió el Plan Estratégico 2008-2010, cuyo objetivo era alcanzar una serie de metas como asistencia de grupos a personas vulnerables y la reintegración social de pobres y marginados.

Además de proyectos benéficos y acciones de solidaridad con personas necesitadas, Caritas Moldova también interviene en desastres naturales, ayudando no sólo a personas sino también a instituciones estatales. Caritas Moldova apoyó a aquellos que se enfrentaron a las consecuencias de la sequía del verano de 2007, así como también a las víctimas de las inundaciones de 2008.

En 2010, lluvias considerables provocaron inundaciones en varias regiones en el norte el país, las más afectadas fueron las aldeas de Nemteni, Obileni y Cotul Morii del distrito Hincesti. Para reducir las lamentables consecuencias de las inundaciones y mejorar las condiciones de vida de las víctimas, Caritas Moldova implementó proyectos de ayuda que incluyeron: apoyo a las víctimas de las inundaciones de verano de 2010; la rehabilitación de infraestructura social y apoyo a las familias afectadas con semillas y forraje, luego de las inundaciones del distrito Hincesti.

Mediante estos proyectos, que fueron implementados con el generoso apoyo de varios donantes, se ayudó a 1.680 familias (4.800 personas) afectadas por las inundaciones.

En 2011, Caritas Moldova trató de ver al futuro desde una perspectiva completamente nueva y dejar que el Espíritu Santo inspirara nuevas actividades. Este enfoque tuvo como resultado la elaboración de un nuevo Plan Estratégico 2012-2016.

De acuerdo con el nuevo Plan, las siguientes 5 prioridades estratégicas representan los pilares fundamentales de la actividad orientada a servir mejor a los grupos sociales vulnerables del país durante los siguientes 5 años:

  1. Desarrollo comunitario
  2. Asistencia y atención médica para grupos vulnerables
  3. Asistencia social para grupos vulnerables
  4. Educación, prevención y juventud
  5. Ayuda para catástrofes

Caritas Moldova estará dedicada a la consolidación de capacidades de trabajo, desarrollo del espíritu de voluntariado, promoción de la caridad cristiana, cooperación eficiente con las autoridades estatales, etc.

Mediante sus actividades, Caritas exhorta a la comunidad cristiana a estar unida con la sociedad y a demostrar que todos somos parte de la misma gran familia – hijas e hijos de Dios, y nadie está excluido.

Caritas Moldova opera en el territorio de la República de Moldova a través de su Oficina Nacional y 11 sucursales ubicadas en: Balti, Chisinau, Cretoaia, Grigorauca, Rascov, Ribnita, Slobozia Rascov, Stauceni, Tighina (Bender), Stircea, Tiraspol. Las sucursales de Caritas Moldova se basan en parroquias y cuentan con un director local (el párroco de la comunidad), un coordinador laico, empleados y voluntarios. A nivel nacional, Caritas Moldova consiste de una Junta Administrativa, un Comité Censor, un presidente, un vicepresidente, un director y un asesor espiritual. La plantilla permanente de Caritas Moldova incluye a 120 empleados y 200 voluntarios permanentes.

Caritas Moldova es uno de los miembros de Caritas Internationalis y a menudo colabora con y recibe apoyo de la red mundial Caritas; como Caritas Alemania Caritas Suiza, Caritas República Checa, Caritas Austria, Caritas Viena, Caritas Luxemburgo, Caritas Polonia, Caritas Rumanía, Caritas Italiana y Catholic Relief Services.

Actualizaciones de Caritas desde Moldova