Caritas permanece en Haití para ayudar a la reconstrucción

Ha pasado tiempo desde el devastador terremoto en Haití el 12 de enero de 2010. Sin embargo, los haitianos – el pueblo más pobre del hemisferio norte – nunca olvidarán la forma en que los escombros aplastaron sus vidas y sus medios de sustento. Siguen batallando para recuperarse. Caritas los sigue acompañando. Caritas estuvo trabajando en Haití durante décadas antes del terremoto y lo seguirá haciendo.

Caritas Haití trabaja en colaboración con otros miembros de Caritas, como Caritas Española, Caritas Checa, Caritas Suiza, Cordaid (Caritas Países Bajos) y Trócaire de Irlanda. Catholic Relief Services, de Estados Unidos, está reconstruyendo el mejor hospital de Haití y al mismo tiempo está desarrollando un sistema modelo de formación médica. La organización regional de Caritas para Latinoamérica y el Caribe está apoyando con éxito a Caritas Haití en el fortalecimiento de su capacidad.

En su trabajo con las comunidades más afectadas, Caritas construye escuelas, viviendas y clínicas más seguras, que son resistentes a terremotos y huracanes. Utiliza materiales locales y consulta plenamente con las comunidades para que sus voces se escuchen apropiadamente. Caritas trabaja en las áreas más difíciles de Haití, impartiendo educación sobre cómo evitar la epidemia de cólera y cómo rehabilitar sus tierras y reducir el impacto de los frecuentes huracanes.

Ultimas noticias de Caritas desde Haití

  • Oración de Mons. Pierre Dumas, Presidente de Caritas Haití

Oración de Mons. Pierre Dumas, Presidente de Caritas Haití

  • 14 diciembre 2012

Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

En una reciente visita a Caritas Internationalis, en Roma, Mons. Pierre Dumas, Presidente de Caritas Haití, ofreció una oración por sus compatriotas haitianos que todavía están sufriendo las consecuencias del terremoto de 2010.

  • Saciar la sed de arrozales

Saciar la sed de arrozales

  • 23 diciembre 2011

Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Aquí no hay maquinaria, el trabajo se realiza únicamente a fuerza de brazo. El lodo le llega a Fednor a las rodillas. Armado con una laya, limpia un arrozal con la esperanza de que con el producto del mismo podrá alimentar a su familia y ganar un poco de dinero.

Únase a nuestra lucha por los pobres del mundo

Manténgase al día de nuestra buena labor alrededor del mundo y sea el primero en enterarse de cómo ayudar en una emergencia.