Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Cómo trabaja Caritas en migración

Cómo trabaja Caritas en migración
Los jornaleros migrantes que trabajan en fincas o en obras de construcción pueden ser explotados y mal pagados, las trabajadoras y trabajadores domésticos puede enfrentarse a abuso físico y sexual, y es posible que los niños no reciban educación y se aprovechen de ellos. Los riesgos a que se enfrentan los migrantes son muchos.

Algunos son engañados por personas en quienes confían. Son vendidos como esclavos o para ejercer la prostitución, o caen víctimas de bandas criminales organizadas. Los migrantes también puede ser objeto de abuso por parte de las autoridades encargadas del cumplimiento de la ley y de las agencias de contratación.

Caritas apoya a los migrantes, defiende sus derechos y los ayuda a vivir en dignidad. Hace incidencia a favor de una mejor legislación para protegerlos.

En sus centros alrededor del mundo, Caritas ofrece líneas de ayuda, albergues, asesoría legal y formación laboral para migrantes. Trabaja más allá de fronteras, enlazando el apoyo entre los países que la gente deja y los países a donde llega. Caritas asegura que los migrantes sean conscientes de los riesgos antes de dejar su país y sepan cómo obtener ayuda una vez que han partido.

Mediante su labor de incidencia y sus campañas, Caritas está comprometida a acabar con el abuso. Nos recuerda que los migrantes son parte de nuestra familia humana y se les debe reconocer por las contribuciones positivas que hacen. Caritas trabaja para cambiar la legislación a fin de que los migrantes reciban un trato justo y hace presión para que se adopten, ratifiquen e implementen tratados internacionales sobre migrantes, refugiados, solicitantes de asilo y víctimas de la trata de seres humanos.