Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Caritas y las trabajadoras y trabajadores domésticos

Veravil Women group

A menudo, las trabajadoras y trabajadores domésticos no reciben un trato justo, especialmente si no están trabajando en su propio país.

Mujeres, hombres y niños sufren abuso físico y verbal cuando no existen leyes adecuadas que los protejan. Se les puede negar tiempo de descanso o un límite a su horario laboral. A veces también se les niega un salario mínimo o acceso a los sistemas de bienestar social. Algunos patrones crueles les retienen salarios y a veces los pasaportes.

Caritas ejerció mucha presión para que se adoptara el Convenio de la Organización Internacional del Trabajo “concerniente al trabajo decente para trabajadoras y trabajadores domésticos”, el 16 de junio de 2011. Este representa un cambio sustancial en materia de protección de las trabajadoras y trabajadores domésticos en todo el mundo, reconociendo su trabajo como real e igual. Al ratificar el convenio, los gobiernos aceptan medidas importantes para protegerlos, regular a las agencias de contratación y evitar la explotación de menores.

Ahora Caritas se ha unido a la campaña de la Confederación Sindical Internacional que está presionando para que el Convenio se implemente.

Actualizaciones de Caritas sobre las trabajadoras domésticos

  • Diez preguntas clave sobre la migración

Diez preguntas clave sobre la migración

  • 9 August 2016
Sesenta millones de personas estuvieron en condición de refugiados o de desplazados forzosos en 2015. Martina Liebsch, directora de Incidencia Política de CI, analiza los motivos por los que esta densidad de tránsito tan alta se presenta como un desafío tanto para las naciones como para las personas.
  • El desarrollo sostenible y el futuro del trabajo

El desarrollo sostenible y el futuro del trabajo

  • 9 May 2016
Caritas Internationalis, el Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz, y la Organización Internacional del Trabajo fortalecieron vínculos para promover el trabajo digno en una conferencia realizada en Roma del 2 al 6 de mayo.