Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Cómo trabaja Caritas en Salud y VIH

Cómo trabaja Caritas en Salud y VIH
Caritas trabaja para brindar atención médica en emergencias en que las personas son vulnerables a enfermedades. Los equipos de las Caritas nacionales montan rápidamente clínicas temporales para tratar infecciones transmitidas por el agua, y condiciones de los ojos, la piel y el pecho. Ofrecen información y suministros para evitar que las enfermedades se expandan. Caritas apoya los servicios médicos que ya existen, que pueden correr peligro de desbordarse por la crisis.

Cuando no hay emergencias, Caritas procura mantener a las personas con buena salud, especialmente a los más pobres y vulnerables. Esto significa gestionar clínicas, dispensarios y programas de exploración, prevención y tratamiento en todo el mundo.

Ponerle fin a la enfermedad y a la pérdida trágica de vidas por causa del VIH y el sida es de vital importancia. Caritas se centra especialmente en los más pobres en los países más pobres del mundo. Lleva apoyo médico, social y emocional, además de atención espiritual, a personas con VIH y sida.

Caritas les presta atención especial a mujeres y sus hijos. Su campaña “HAART para los niños” promueve el diagnóstico temprano y el tratamiento de mujeres y bebés. La campaña hace presión para que se desarrollen programas de pruebas y medicamentos apropiados accesibles. Hace incidencia para que todas las mujeres embarazadas seropositivas reciban tratamiento antirretroviral, operaciones cesáreas electivas y alternativas a la lactancia materna cuando sea aconsejable y apropiado.

A fin de unir los esfuerzos de programas de la Iglesia católica en países en vías de desarrollo, Caritas también presta servicios de secretaría a las CHAN – la Red Católica de VIH y Sida.

Los niños con VIH y sida también son más vulnerables a la tuberculosis, y la combinación de ambas enfermedades es a menudo mortal. Caritas incorpora la tuberculosis a su campaña HAART, y hace presión para que haya pruebas tempranas y eficaces, prevención y tratamiento. Sus programas de tuberculosis para adultos se centran en el suministro de medicinas y atención, formación para profesionales de la salud y combatir el estigma y la discriminación que con demasiada frecuencia le siguen al diagnóstico.

La tuberculosis es una enfermedad de pobreza, es por ello que la labor de incidencia de Caritas se centra en combatir las causas fundamentales de que miles de millones de personas vivan en la pobreza extrema. Caritas también está haciendo concienciación sobre la relación entre la pobreza y las enfermedades que se conocen como no-transmisibles. Estas incluyen la diabetes, la obesidad y enfermedades de corazón y pulmones, en las que la mala nutrición y las malas condiciones de vida de la pobreza extrema tienen un papel. Caritas lleva a cabo programas de exploración, prevención y concienciación conjuntamente con sus contrapartes para evitar que la pobreza mate a los pobres.

Los profesionales de la salud temen una pandemia de influenza. Caritas está trabajando en colaboración con otras organizaciones vinculadas a la salud para planificar qué hacer cuando haya un brote. Quiere aprovechar al máximo su sólida red de organizaciones miembros, en colaboración con parroquias locales, para brindar atención, orientación y apoyo. Al igual que con cualquier otra pandemia, los más pobres y vulnerables son quienes se ven afectados más desproporcionadamente y cuyos derechos a la salud y a la vida deben protegerse.