Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Caritas y enfermedades no-transmisibles

Caritas y enfermedades no-transmisibles

Cuando muchos piensan en enfermedades en países pobres, las que normalmente vienen a la mente son el VIH/sida, la tuberculosis y la malaria. Sin embargo, el cáncer, la diabetes y las enfermedades de corazón y pulmones afectan a mujeres, hombres y niños en países pobres de la misma forma que lo hacen en países ricos.

La diferencia es que las personas en el mundo en vías de desarrollo no tienen el mismo acceso a la prevención, el diagnóstico y el tratamiento – o a una posible cura – que sus hermanos y hermanas en el mundo desarrollado.

Imagine que le dicen que alguien de su familia tiene cáncer y saber que tiene muy pocas probabilidades de ser operado o recibir quimioterapia. Imagine que le han diagnosticado diabetes, pero no hay insulina para mantenerlo con vida. Este es el caso de millones de personas que viven en lugares donde el acceso a especialistas, medicamentos y hospitales es limitado.

Si usted es pobre y tiene mayor riesgo de desarrollar una enfermedad como cáncer o diabetes – conocidas como enfermedades no-transmisibles porque uno no las puede contraer de otra persona. La misma pobreza es uno de los cuatro principales factores de riesgo; los otros son el tabaquismo, el abuso del alcohol y una dieta poco saludable con poco ejercicio.

Los pobres desarrollan enfermedades no-transmisibles a una edad más temprana. Se vuelve más difícil tratarlos y los pacientes se vuelven aún más pobres. Las medicinas o los alimentos nutritivos, que podrían ayudar a que recuperen la salud, están fuera de su alcance. El ciclo vicioso de pobreza tiene una influencia enorme en cuanto a si una persona enferma vive o muere.

Caritas y sus organizaciones católicas contrapartes están redoblando su lucha contra las enfermedades no-transmisibles con programas prácticos en el terreno. Puesto que la prevención es mejor que la cura, Caritas está financiando exámenes para detectar la alta tensión arterial en Sudáfrica, trabajadores de la salud de base comunitaria han recibido formación para hacer conciencia sobre cambios en estilo de vida en las Filipinas y en el Líbano la labor de prevención se lleva a cabo a temprana edad en las escuelas. En Papúa Nueva Guinea se están implementando programas para llegar a hombres en áreas rurales.

Asimismo, Caritas está alzando su voz a nivel mundial para hacer incidencia para que los gobiernos cambien sus políticas de salud y que le presten más atención a estas enfermedades crónicas. Invertir en la batalla contra las enfermedades no-transmisibles es invertir en la salud de nuestro mundo para el futuro. Caritas quiere que se les preste atención a problemas que van en aumento, como la obesidad, que por décadas han estado apilando los problemas tanto en países ricos como en países pobres.

Actualizaciones de Caritas sobre enfermedades no-transmisibles