Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Informes anuales de Caritas
Último informe: 2013

Por favor, desplácese hacia abajo de la página para ver los informes de años anteriores.

de Su Eminencia Óscar Andrés Cardenal Rodríguez Maradiaga, S.D.B., Presidente y Michel Roy, Secretario General

“De nuestra fe en Cristo, hecho pobre y siempre cercano a los pobres y excluidos, brota la preocupación por el desarrollo integral de los más abandonados de la sociedad”.

El Papa Francisco pone a los más vulnerables al centro de su primera exhortación apostólica, Evangelii Gaudium. esto se ha convertido en una característica de su pontificado.

“No puede ser que no sea noticia que muere de frío un anciano en situación de calle y que sí lo sea una caída de dos puntos en la bolsa”, dijo el Papa. Nos exhortó a desafiar una situación económica caracterizada por la “globalización de la indiferencia” y a decir “no a un sistema financiero que gobierna en vez de servir”.

Caritas promueve la Doctrina Social de la Iglesia católica, poniendo en práctica tanto la caridad como la justicia. Es por eso que Caritas Internationalis lanzó una campaña para acabar con la pobreza en el mundo, antes del 2025.

Nuestra campaña “Una sola familia humana, alimentos para todos” dio inicio con una formidable ola de oraciones, el 10 de diciembre de 2013. Más de 100 organizaciones Caritas nacionales, de todo el mundo, tomaron parte en la iniciativa. Fueron involucradas miles de parroquias y fieles.

El Papa Francisco ha acompañado a Caritas a lo largo de la campaña y de muchas otras formas. Nos ha pedido que vayamos a las “periferias” a ayudar a los pobres.

Cuando el supertifón Haiyan azotó las Filipinas, el pasado noviembre, el Cardenal Antonio Tagle de Manila dijo a los damnificados: “No están solos y nunca van a estar solos”.

Caritas Filipinas recibió apoyo de más de 30 organizaciones Caritas de todo el mundo. Trabajando juntas, llegaron a más de un cuarto de millón de personas, haciendo sólida y tangible la solidaridad de la que habló el Cardenal Tagle.

En las crisis de Siria, República Centroafricana, Darfur, Sudán del Sur y Mali, a menudo, nuestros empleados y voluntarios fueron la última y sutil línea roja para proteger y salvar a la gente del caos que afloraba.

Hablando sobre la catástrofe en la República Centroafricana, Mons. Diudonné Nzapalainga, Arzobispo de Bangui, dijo: “La tarea es ardua, pero para Dios nada es imposible”.

Con esperanza, fe y acción, podemos marcar la diferencia. Juntos, como una sola familia humana, podemos convertir la globalización de la indiferencia en la globalización de la solidaridad.

Mediante el Espíritu Santo, podemos provocar ese cambio.

Informes Anuales de años anteriores