El hambre acosa a África oriental y el Cuerno







En 2017, hay riesgo de hambruna en Nigeria, Somalia, Sudán del Sur y Yemen a causa del conflicto armado, la sequía y el colapso económico.

La hambruna tiene el potencial de ser la peor en 70 años, más de 20 millones de personas en los cuatro países corren el riesgo de inanición. Aparte de los cuatro, comunidades en Kenia y Etiopía necesitan con urgencia ayuda alimentaria para poder sobrevivir.

Hambruna es cuando más del 30 por ciento de los niños menores de cinco años sufren desnutrición aguda y las tasas de mortalidad son de dos o más muertes al día por cada 10.000 personas, entre otros criterios. Sin acción colectiva y coordinada de la comunidad internacional, muchas personas morirán de hambre. La ayuda humanitaria es fundamental, pero la comida no es suficiente. El conflicto en los cuatro países ha creado las condiciones para que la hambruna se propague. Para poder contener esta hambruna provocada por el hombre, la paz es esencial.

Caritas está trabajando a través de la Iglesia local o de organizaciones contrapartes en los cuatro países más afectados, en los países vecinos a donde han huido los refugiados y en Kenia y Etiopía, en donde las condiciones son sombrías. Caritas está suministrando ayuda alimentaria, incluyendo distribuciones desde el aire cuando el acceso es limitado, medios de sustento, apoyo agrícola, agua limpia y segura, y atención médica.

El Secretario General de Caritas Internationalis, Michel Roy, dijo: “Caritas y la Iglesia están trabajando con la gente para asegurar que tengan alimentos, medicinas y agua limpia. La ayuda humanitaria es vital para salvar vidas, pero la hambruna es producto del fracaso político. Nigeria, Somalia, Sudán del Sur y Yemen tienen algo en común: conflicto. Sólo la paz puede garantizar la vida de los millones de personas que padecen hambre actualmente”.

Las condiciones son difíciles debido al conflicto. Únicamente las soluciones políticas acabarán con el sufrimiento humano y darán estabilidad. La ayuda de emergencia sólo ayuda si la gente puede tener acceso a ella. Todas las partes en conflicto deben permitir el acceso a las organizaciones humanitarias.  De lo contrario, la gente morirá.

El Papa Francisco dijo: “En este momento es más necesario que nunca que no se quede en palabras, sino que se tomen medidas concretas para que la ayuda alimentaria pueda llegar a las poblaciones damnificadas”.

“¿Quiere ayudar a los habitantes de East #Africa & The Horn (África oriental y el Cuerno)? via @iamcaritas”

00
00
00
00
00
00

Últimas noticias de Cáritas sobre el crisis en África oriental y el Cuerno

Actúe

00
00

Suscríbase a nuestra lista de correo

* indica obligatorio