Los cristianos iraquíes se hallan a salvo en Jordania

Una refugiada cristiana iraquí recibe apoyo de Cáritas Jordania en un centro parroquial. Fuente: Cáritas Jordania.

Una refugiada cristiana iraquí recibe apoyo de Cáritas Jordania en un centro parroquial. Fuente: Cáritas Jordania.

“No hemos tenido más remedio que irnos”, dice Nagham, quien acaba de llegar a Jordania con su familia tras huir de la ciudad iraquí de Mosul después de que los extremistas musulmanes suníes la tomaran por la fuerza.

“Somos gente de paz y nos está pasando esto”, dice, hablando desde el vestíbulo del convento melquita en la zona de Marka, donde se está quedando junto a otros 40 refugiados.

El grupo armado conocido como ʻDaeshʼ, ʻEstado Islámicoʼ o ʻISISʼ dio a elegir a los cristianos como Nagham, su marido y sus dos hijos entre cualquiera de estas cuatro duras opciones: marcharse, convertirse al Islam, pagar elevados impuestos o ser ejecutados.

“Se nos dieron tres días, ya fuera para marcharnos o para que nos asesinaran”, dice Safwan, que huyó con su mujer embarazada y sus hijos a Jordania. “No queríamos vivir bajo la injusticia ni convertirnos al islam contra nuestra voluntad para poder quedarnos en nuestro país”, dice. “El día 19 de junio fue el último en Mosul para las familias cristianas”.

Hubo un tiempo en el que Mosul fue el hogar de 60000 cristianos. Esas comunidades han vivido allí desde el siglo II. Desde que la segunda ciudad iraquí más grande cayó en junio, todos ellos se han marchado.

Safwan y su esposa Dalia Sabbah están de nuevo esperando un bebé para el próximo mes. “Sigo rezando y teniendo la esperanza de que Dios me ayude”, dijo ella.

La gente huyó casi sin nada. Lo que se llevaron al marcharse les fue quitado después en los controles fronterizos.

“No se nos permitió llevarnos nada con nosotros, ni dinero, ni ropa, ni oro, ni ninguna clase de posesión”, dice In’am, una madre de 50 años que ahora vive en la zona de Marj Al–Hamam en Jordania. “Nos lo quitaron todo”, dice. “Fuimos expulsados de nuestro país porque somos cristianos”.

Aquellos que huyeron de Mosul se han sumado al cerca de un millón de cristianos, yazidis y musulmanes chiitas que huye del avance de los ataques sorpresa del Estado Islámico en el centro y el norte del país.

Muchos se encuentran en la zona del Kurdistán iraquí. Allí, las organizaciones de Caritas están trabajando a través de Cáritas Irak y de las parroquias locales para mandar comida, agua, ropa de cama y otros suministros esenciales a aquellos que se hallan en Erbil, Dohuk y Zakho, independientemente de su religión, etnia o tendencia política.

Entre los refugiados hay niños cristianos iraquíes que intentan encontrar seguridad en los centros de Cáritas en Jordania. Foto: Cáritas Jordania.

Entre los refugiados hay niños cristianos iraquíes que intentan encontrar seguridad en los centros de Cáritas en Jordania. Foto: Cáritas Jordania.

Mientras tanto, Cáritas Jordania está pagando este mes el pasaje aéreo de Erbil a Amman para 1000 cristianos iraquíes. Una vez allí, Cáritas los lleva a salones parroquiales, escuelas y patios repartidos en diez lugares distintos a lo largo del país.

El Centro Nuestra Señora de la Paz es también uno de los principales lugares que recibe a refugiados iraquíes, y en el que ahora hay alrededor de unas 80 personas. Aquí podemos encontrar a Nadira, una madre de 35 años que escapó de Irak con su marido, Nashwan, y sus tres hijas.

Nashwan se dañó la pierna el día que tuvieron que marcharse mientras corría intentando sacar de la casa a su esposa y a sus hijas.

“En Mosul teníamos un hogar acogedor lleno de juguetes y ropa para mis hijas”, dijo Nadira. “Las niñas solían ir al colegio. Teníamos nuestra propia tienda. Lo hemos perdido todo”.

Su anciana madre ha venido con ellos. “Nunca había visto tal cosa en toda mi vida. La religión no es esto. Hemos vivido en Irak en convivencia con todas las religiones de una manera segura, feliz y en paz. A esta edad me he visto obligada a abandonar mi patria”.

Cáritas Jordania está proporcionando refugio, transporte, comida diaria y servicio médico. Para conocer más sobre su trabajo visita: http://www.caritasjordan.org.jo/

Donar


Por favor, haga una generosa donación a Caritas. Su ayuda hace posible nuestro

Oración


Caritas ha recopilado un conjunto de oraciones para su uso.

Ser Voluntario

La contribución de los voluntarios es fundamental. Descubra cómo puede ser uno de ellos.