Los nuevos enterramientos de las víctimas del ébola tienen en cuenta las convicciones religiosas.

Caritas ha trabajado con la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la elaboración de las pautas a seguir en los enterramientos tras la epidemia del ébola. Fuente: OMS

Caritas ha trabajado con la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la elaboración de las pautas a seguir en los enterramientos tras la epidemia del ébola. Fuente: OMS

“No puedo imaginar cómo debe ser perder a un ser querido, como un abuelo, un padre o un hijo, y no poder darle el último adiós como se merece”, dice Michael Stulman, de Catholic Relief Services, organización miembro de Caritas en EE.UU. CRS trabaja con las organizaciones nacionales de Caritas de los países afectados por el ébola, como parte de la respuesta que la Iglesia está ofreciendo ante esta epidemia. Stulman ha visitado recientemente Sierra Leona y Liberia, donde miles de personas han visto morir a sus seres queridos a consecuencia del ébola.

Desde que estalló la crisis del ébola, Caritas ha estado trabajando con los gobiernos locales, los líderes religiosos y la Organización Mundial de la Salud para asegurar que las familias de las víctimas del ébola se sienten respetadas. Cuando las familias sienten que un ser querido enfermo o fallecido no es tratado de la forma adecuada, “esconden al enfermo, esconden los cadáveres”, explica el Doctor Timothy Flanigan, especialista en enfermedades infecciosas y diácono católico que ha estado trabajando como voluntario de Caritas en Liberia.

Antes del ébola, los rituales funerarios en los países de África occidental más afectados suponían tocar el cadáver. Puesto que los cuerpos de las personas fallecidas a consecuencia del ébola siguen siendo altamente infecciosos, Caritas ha estado trabajando para adaptar las costumbres locales de modo que las familias puedan honrar a sus muertos y vivir su duelo con dignidad pero sin tocar los cuerpos.

Un “ritual sagrado ha quedado reducido a un proceso impersonal en el que hombres encerrados en trajes de protección se llevan los cuerpos alejándolos del cariñoso cuidado de sus familias”, explica Stulman. “Esto es desgarrador y frustrante para las personas, las familias y las comunidades”.

Ahora, en colaboración con la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) y con organizaciones religiosas como el Consejo Mundial de Iglesias, Islamic Relief, Caritas Internationalis y World Vision, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha actualizado sus pautas de enterramiento para tener en cuenta algunas de estas importantes cuestiones. Las pautas, las cuales incluyen ilustraciones en color y consejos para los equipos de enterramiento, exponen las formas para preservar la dignidad de la familia durante los momentos de dolor.

La OMS ha citado en su comunicado de prensa a Monseñor Robert J. Vitilo, consejero especial de salud de Caritas Internationalis: “Dar a la familia la oportunidad de ver el cuerpo del fallecido, asegurarse de que la tumba esté adecuadamente identificada, permitir que los líderes religiosos ofrezcan oraciones y dar a los miembros de la familia la opción de arrojar el primer montón de tierra – estos son los incentivos importantes para animar a las familias a que sigan buscando la fuerza en su fe y para evitar que se infecten otros miembros de la familia”, explica.

CRS ha proporcionado fondos para ayuda a rehabilitar este cementerio en Freetwon, Sierra Leona, donde los trabajadores excavan más de 40 tumbas al día. Foto de Maurice Boima/CRS

CRS ha proporcionado fondos para ayuda a rehabilitar este cementerio en Freetwon, Sierra Leona, donde los trabajadores excavan más de 40 tumbas al día. Foto de Maurice Boima/CRS

Las nuevas pautas dan detalladas instrucciones con apartados como: “Procedimiento para la sepultura digna de un paciente musulmán”, “Procedimiento para la sepultura digna de un paciente cristiano”, etcétera. Las pautas incluyen las formas en las que la familia puede participar en el enterramiento sin infectarse.

En Sierra Leona, Catholic Relief Services está creando en Port Loko un centro de mando y control para gestionar los enterramientos de modo que estos se realicen de forma segura y digna. Los equipos de movilización comunitaria también ofrecen consejo a las familias en duelo.

Un dirigente de la Cruz Roja describe por qué los enterramientos respetuosos son tan importantes: “Empezamos a ser conocidos por “la gestión de cadáveres” pero no “gestionamos” cadáveres”, explica Elhadj As Sy, Secretario general de la IFRC. “De forma segura, respetuosa y digna, acompañamos a nuestro prójimo, a los seres humanos fallecidos, y ayudamos a prepararlos, de acuerdo con sus culturas, para su último lugar de reposo. Este es el espíritu con el que nuestros voluntarios llevan a cabo su difícil trabajo”.

Para las afligidas familias, los enterramientos son “una última muestra de amor y respeto”, explica Stulman. “Decirles que no pueden tocar ni ocuparse de las personas que les ayudaron a construir sus vidas deja una profunda cicatriz en un pueblo y una nación que ya ha perdido tanto”.

CRS: Enterrar a los muertos con dignidad
Comunicado de prensa de la OMS
Pautas ilustradas de la OMS (2MB PDF)

Donar


Por favor, haga una generosa donación a Caritas. Su ayuda hace posible nuestro

Oración


Caritas ha recopilado un conjunto de oraciones para su uso.

Ser Voluntario

La contribución de los voluntarios es fundamental. Descubra cómo puede ser uno de ellos.