El invierno pone en evidencia la desesperación de los sirios

En Jordania, uno de cada seis sirios vive en la pobreza extrema. Dana Shahin / Caritas Jordania

En Jordania, uno de cada seis sirios vive en la pobreza extrema. Dana Shahin / Caritas Jordania

Hay una familia de seis miembros que vive en una única habitación, en la planta alta de un antiguo edificio de Damasco. A primeros de enero, cuando llegó una tormenta invernal, el techo empezó a gotear y les mojó todas sus ropas y mantas. La madre cortó ramas de unos árboles para hacer fuego y calentarse, pero su hijo casi se asfixia con el humo. En su desesperación, se vio obligada a cortarle el pelo a su hija y venderlo para comprar comida.

Otra familia, de siete miembros, tuvo que dejar su hogar a causa de la guerra. La madre trabaja como limpiadora, el padre es discapacitado y no puede encontrar trabajo. Tienen cuatro hijos menores de 10 años. Cuando el padre vio a sus hijos tiritando de frío y sin medios para calentarles, quemó su propia ropa para hacer fuego.

Estas historias son muy comunes, para el personal del centro de Caritas de Damasco. Cuatro años de guerra y las sanciones económicas han empujado a más de la mitad de la población a la pobreza.
«Hay muchas familias en Siria que viven en refugios para pobres, en parques o apartamentos en construcción, sin puertas y con ventanas hechas de cartón o láminas de plástico», nos contaba un miembro del personal de Caritas Siria.

[Tweet «Más que ropa de abrigo, refugio y combustible, nuestros hijos necesitan la paz – Caritas Siria»]

Para los 3,8 millones de sirios que viven como refugiados fuera del país, la situación no es mucho mejor. Una tormenta de invierno en enero, la peor en décadas, ha puesto de manifiesto la precaria vida de los refugiados que, a causa de su pobreza, sufren tristemente el terrible frío invernal.

En Jordania, uno de cada seis sirios vive en la extrema pobreza, con menos de 40 USD por persona al mes. Se estima que la mitad de ellos no tiene calefacción, un cuarto de ellos vive con cortes de la electricidad y un quinto de ellos ni siquiera tiene un cuarto de baño.

Caritas Jordania ha proporcionado estufas, mantas y ropa térmica a sirios y jordanos pobres.

Caritas Jordania ha proporcionado estufas, mantas y ropa térmica a sirios y jordanos pobres. Crédito: Dana Shahin / Caritas Jordania

«La situación de los refugiados es cada vez peor. Está llegando a niveles inaceptables. Ellos no tienen ni lo más básico para poder sobrevivir «, informó el Centro de Migrantes de Caritas Líbano. «La situación en todo el Líbano es devastadora, sobre todo en las regiones heladas del valle de la Bekaa».

Caritas Turquía ha visto un creciente número de sirios llegar a sus oficinas buscando mantas. En Reyhanli, donde Caritas ofrece ayuda a través de un sistema de vales, la mayoría de las familias necesitan colchones, estufas y combustible, para poder hacer frente al invierno. Como hay menos trabajo en los meses invernales que en verano, también el hambre es un problema.

Caritas Siria, Líbano, Turquía y Jordania tienen en marcha programas de invierno para ayudar a la gente a hacer frente al reciente mal tiempo.

Caritas Siria ha proporcionado a los más vulnerables ayuda para el alquiler, comida, asistencia médica y escolarización. Caritas Turquía ha facilitado 600 mantas a las familias de Reyhanli. Caritas Líbano ha distribuido 6.000 pijamas. Caritas Jordania ha proporcionado 2.000 estufas, 17.000 mantas y 3.000 prendas de ropa térmica a sirios y jordanos pobres. Se necesitará más ayuda, pues el invierno no se ha terminado.

Donar


Por favor, haga una generosa donación a Caritas. Su ayuda hace posible nuestro

Pray

Caritas brought together a collection of prayers and reflections for you to use.

Ser Voluntario

La contribución de los voluntarios es fundamental. Descubra cómo puede ser uno de ellos.