Refugiados sirios batallan contra tormenta de invierno en Líbano

Los refugiados sirios en Líbano fueron afectados por otra oleada de mal tiempo esta semana, cuando la tormenta Yohan cubrió sus endebles refugios con varios centímetros de nieve y los helados vientos azotaron los campamentos.

El personal del Centro para Refugiados de Caritas Líbano que visitó los campamentos sirios en el Valle de la Becá se encontró con que los refugiados estaban trabajando en temperaturas bajo cero para proteger sus hogares temporales. Cada hora quitaban la nieve de los tejados para evitar que sus albergues improvisados colapsaran.

«Tuvimos que trabajar toda la noche quitando la nieve del tejado, nuestros hijos y nuestras esposas dormían abajo», dijo Ahmad. En la mañana, los niños siguieron limpiando los tejados y las mujeres limpiaban el agua que caía dentro, mientras que los hombres descansaban después de haber batallado toda la noche a -6°.

Los niños refugiados sirios no tienen ropa ni calzado apropiados. Foto: CRCL/Jean J. Khoury

Los niños refugiados sirios no tienen ropa ni calzado apropiados. Foto: CRCL/Jean J. Khoury

El área montañosa de la Becá alberga al mayor número de refugiados sirios en Líbano, se estima que unos 409.000. Eso ha duplicado la población de la región desde que comenzó el conflicto que lleva ya 4 años. La gran cantidad de refugiados ha puesto al límite la ayuda y los recursos.

La tormenta más reciente llega después de las peores condiciones climáticas en décadas, en enero. La tormenta comenzó el miércoles por la mañana y se espera que continúe hasta el viernes, con vientos más helados y más nieve. Desde entonces, los refugiados han estado trabajando para reparar los daños a sus albergues, ya que los fuertes vientos ocasionaron daños. Las inundaciones han obligado a la gente a mudarse a otras tiendas de campaña.

Refugiadas sirias hacen té para entrar en calor en medio de vientos bajo cero.

Refugiadas sirias hacen té para entrar en calor en medio de vientos bajo cero. Foto: CRCL/Jean J. Khoury

«Su primera necesidad es mejores materiales de construcción para sus tiendas de campaña, a fin de que puedan estar abrigados y seguros», dijo Bruno Atieh, director del Centro para Migrantes de Caritas Líbano. «La falta de financiación está afectando las vidas de los refugiados, hay más demanda de combustible y leña para mantenerse en calor. Necesitan ropa y calzado de invierno. Hemos visto a muchos niños descalzos. Y necesitan alimentos».

No obstante, el personal de Caritas estuvo impresionado al ver el espíritu de los refugiados. Jóvenes, hombres y mujeres, todos se unieron para sobrellevar la tormenta. «El espíritu de cooperación ayuda a los refugiados a luchar contra las difíciles condiciones de vida, unidos mano con mano, ayudándose unos a otros como una gran familia», dijo Bruno Atieh.

Niños refugiados sirios ayudan a limpiar los albergues. Tenían que quitar la nieve cada hora o correr el riesgo de que se vinieran abajo.

Niños refugiados sirios ayudan a limpiar los albergues. Tenían que quitar la nieve cada hora o correr el riesgo de que se vinieran abajo. Los hombres habían pasado la noche combatiendo la tormenta. Foto: CRCL/Jean J. Khoury

Caritas Líbano les ha brindado ayuda humanitaria a los sirios desde principios de la crisis de refugiados sirios. Parte de la ayuda ha sido darles a los refugiados estufas, una asignación para combustible para calefactores, ropa abrigada y mantas, y ayudar a preparar las tiendas de campaña para que resistan mejor las duras condiciones climáticas invernales.

Caritas también provee combustible para escuelas particularmente vulnerables durante los meses de invierno para asegurar que las aulas se mantengan cálidas como parte de su programa de educación para que los niños sirios puedan asistir a escuelas libanesas.

Donar


Por favor, haga una generosa donación a Caritas. Su ayuda hace posible nuestro

Oración


Caritas ha recopilado un conjunto de oraciones para su uso.

Ser Voluntario

La contribución de los voluntarios es fundamental. Descubra cómo puede ser uno de ellos.