Los refugiados sirios tienen dificultades de acceso a la atención médica

"No tenía dinero ni medios para conseguirlo y Caritas realmente me ayudó mucho", dijo Ghossoun.

«No tenía dinero ni medios para conseguirlo y Caritas realmente me ayudó mucho», dijo Ghossoun. Tabitha Ross/Caritas

En Siria, tradicionalmente es un gran orgullo ser madre de varones y Ghossoun estaba muy orgullosa de sus cinco hijos. Criados en una granja en la región de Homs en Siria, cada uno de ellos creció y se alistó en el ejercitó al dejar el hogar familiar – una carrera estable y respetable. Ghossoun y su esposo se quedaron en casa con su hija más pequeña, la única mujer.

Luego, la guerra descendió sobre Siria.

«No queríamos participar en la guerra. No estábamos ni en contra ni a favor del régimen. Pero lamentablemente no se nos permitió esa opción», dijo

Puesto que estaban en el ejército, sus hijos fueron amenazados por apoyar al régimen, aunque Ghossoun dice que su opción de carrera no suponía una postura política. Las amenazas empeoraron y un terrible día, el esposo de Ghossoun fue asesinado mientras trabajaba en la granja.

Temiendo por las vidas de sus hijos, Ghossoun huyó al Líbano con su familia.

Esto significó que sus hijos se volvieron desertores militares y ahora están en dificultades tanto con el régimen como con sus oponentes. «Les dijimos a las autoridades que su padre había sido asesinado y que sus vidas estaban amenazadas, pero, por supuesto, no nos creyeron», dijo.

El mismo grupo que mató a su esposo también los persiguió hasta el Líbano y tuvieron que trasladarse varias veces. Ahora viven escondidos, sólo salen de la casa cuando es absolutamente necesario.

Se volvió absolutamente necesario un día en 2013, cuando Ghossoun empezó a sangrar y llegó a la clínica de Caritas en busca de ayuda. Para su desgracia, le diagnosticaron cáncer intestinal.

El sistema de salud libanés es en su mayoría privado. Es raro recibir tratamiento gratuito incluso en alguno de los pocos hospitales públicos (en donde la atención es de menor calidad), incluso si uno es libanés.

Para los pobres refugiados sirios que necesitan atención médica este es un problema enorme y muchos se enfrentan a grandes dificultades para tener acceso a la misma. Aunque la ONU cubre hasta el 75 por ciento de los gastos médicos, esto está sujeto a que el caso cumpla con varios criterios de selección, y que la familia o persona involucrada pueda encontrar o conseguir el otro 25 por ciento. Caritas Libano es una de las pocas organizaciones en Líbano que brinda apoyo para cubrir gastos médicos.

Caritas le pudo dar a Ghossoun los fondos adicionales para pagar por la operación que necesitaba.

«Tan pronto como me diagnosticaron – y quisiera agradecer a todos los que estuvieron involucrados en Caritas – me remitieron a la ONU para obtener financiación y a los hospitales en donde me podían tratar», dijo.

Un año después de la operación, Ghossoun está libre de cáncer y ha seguido yendo a consultas de seguimiento con regularidad en la clínica que atiende a pacientes libaneses, sirios e iraquíes.

Muchos de los servicios que se ofrecen en la clínica fueron gratuitos durante los últimos dos años – como exámenes de sangre, rayos X y medicinas. También era gratuito consultar a un médico general, a un pediatra o a un ginecólogo. Actualmente la clínica atiende a 30 familias al día, aunque en la época más ajetreada el año pasado estaba atendiendo a 50.

Caritas es una de las pocas organizaciones en Líbano que brinda apoyo para cubrir gastos médicos. Credit: Tabitha Ross/ Caritas

Caritas es una de las pocas organizaciones en Líbano que brinda apoyo para cubrir gastos médicos. Credit: Tabitha Ross/ Caritas

Hoy día, la clínica ya no puede ofrecer estos servicios gratuitamente debido a que la financiación para ese proyecto se ha agotado. Sin embargo, la directora de la clínica Zelfa Antoun espera que pronto llegue más financiación que les permita volver a ofrecer gratuitamente estos servicios vitales a quienes los necesitan con tanta desesperación.

«Los problemas sociales y las condiciones precarias de vida pueden ocasionar o exacerbar problemas médicos serios», dijo la Sra. Antoun, que es enfermera titulada.

«Vemos muchos problemas debido a condiciones precarias de vida, humedad, mala salubridad. Vemos problemas de sarna y otras dolencias dermatológicas. Diabetes. Hipertensión. Diarrea. Incluso tuberculosis».

El pediatra de la clínica, Dr. Rouchdy El Haj, dijo: «Trabajo aquí porque quiero ayudar a la gente. A veces es frustrante porque no tenemos las facultades o los recursos para hacer lo que tenemos que hacer. Estamos haciendo lo que podemos, pero no es suficiente».

Con casi 1,2 millones de refugiados en Líbano, las necesidades son enormes.

Sin embargo, para Ghossoun, el equipo de Caritas literalmente le salvó la vida: «No tenía dinero ni medios para conseguirlo y Caritas realmente me ayudó mucho».

Donar


Por favor, haga una generosa donación a Caritas. Su ayuda hace posible nuestro

Oración


Caritas ha recopilado un conjunto de oraciones para su uso.

Ser Voluntario

La contribución de los voluntarios es fundamental. Descubra cómo puede ser uno de ellos.