Valientes refugiadas sirias ganan un premio de Caritas para mujeres

Reem Al-Haswani, de 27 años de edad, se crió en un pequeño pueblo cerca de Damasco. Ella salió de su tierra natal, en Siria, cuando su pueblo se vio rodeado por la guerra. Ahora, como refugiada en Líbano, ha sido testigo del sufrimiento de numerosas mujeres sirias, cuyos maridos están muertos o desaparecidos, así como de la difícil situación de muchas familias en las que el padre no puede encontrar un trabajo. En el campamento de refugiados de Shatila, cerca de Beirut, hay refugiados sirios que viven junto a otros refugiados palestinos, en barrios pobres y peligrosos, porque están en ruinas.

Caption1

Las mujeres refugiadas sirias trabajan en algunos bordados, mientras los niños juegan en el centro de Basmeh y Zeitooneh. Foto por Dalia Khamissy/Caritas

Reem y un pequeño grupo de dinámicos líderes comunitarios han creado un Taller Femenino en Shatila, para enseñar a las mujeres a bordar, a usar un ordenador, a hablar inglés y otras actividades. «Tuve que ayudar. Porque yo tengo las herramientas para ayudar», dice de su decisión, como co-fundadora del taller.

Partiendo de un puñado de cooperantes y participantes, en mayo de 2013, su grupo –denominado Basmeh y Zeintooneh – fue creciendo rápidamente y ahora ayuda a otras mujeres sirias y palestinas. Las mujeres venden artículos bordados a mano, aprenden a leer y a abordar los problemas que surgen en el campamento, como la violencia doméstica. Las mujeres refugiadas, empobrecidas y traumatizados por la guerra, que solían estar siempre dentro de sus tiendas, ahora están más involucrados en la comunidad y están adquiriendo una estabilidad financiera.

«Estoy muy orgullosa de las mujeres de nuestro grupo. Son muy valientes y nuestra organización les ha ofrecido gran cantidad de herramientas. Con nuestras actividades, hemos podido convertir esta trágica situación en un nuevo comienzo para estas mujeres», dice Reem.

Para empoderar a las mujeres sirias y palestinas, que se encuentran en circunstancias desesperadas, Caritas Internationalis y Voces de Fe, ha otorgado al grupo Basmeh y Zeintooneh el premio «Mujeres, cultivadoras del desarrollo».

Donar


Por favor, haga una generosa donación a Caritas. Su ayuda hace posible nuestro

Oración


Caritas ha recopilado un conjunto de oraciones para su uso.

Ser Voluntario

La contribución de los voluntarios es fundamental. Descubra cómo puede ser uno de ellos.