Fotos de Irak un año después de la caída de Mosul

Hace un año la llanura de Nínive y la ciudad de Mosul, en Irak, cayeron bajo el control de Daesh, el también llamado Estado Islámico. Un millón de personas huyeron de sus hogares hacia lo desconocido, sin nada. Pensaban que volverían al cabo de unos días. Nunca imaginaron que, un año después, es como si la crisis acabara de empezar.

Bassam tiene 18 años y es de Mosul. Él, de fe yazidi, y otros 17 miembros de su familia huyeron de Mosul en junio de 2014 a través de las montañas de Sinjar hacia Kurdistán.

Bassam tiene 18 años y es de Mosul. Él, de fe yazidi, y otros 17 miembros de su familia huyeron de Mosul en junio de 2014 a través de las montañas de Sinjar hacia Kurdistán.

Actualmente, la población desplazada se ha establecido con comunidades de acogida en Kurdistán. No tienen idea de lo que les deparará el futuro. No hay signos de que esta dolorosa crisis acabe pronto, ni nada que indique si sus hogares serán liberados. Este es el mayor desafío para ellos, el destino incierto de permanecer ciegos ante su propio futuro, de quedarse paralizados y no ser capaces de vivir. A la mayoría de ellos esto les hace sentirse indefensos, pero lo peor es que se encuentran desesperados.

Un campamento en el Kurdistán iraquí para las personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares a causa de la persecución religiosa.

Un campamento en el Kurdistán iraquí para las personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares a causa de la persecución religiosa.

La mayoría vive ahora únicamente de la ayuda humanitaria que recibe. Carecen de oportunidades laborales. Los precios son altos y la ayuda se está agotando. Algunos apenas sobreviven. Mientras algunas familias están esperando a que les llegue una oportunidad para buscar asilo en otros países, otras sobreviven basándose en la esperanza de que la crisis termine y puedan volver a sus hogares.

Muchos viven en edificios a medio construir o abandonados, en condiciones peligrosas. Fotografía: Chris de Bode/Cordaid

Muchos viven en edificios a medio construir o abandonados, en condiciones peligrosas. Fotografía: Chris de Bode/Cordaid

Cáritas Irak fue una de las primeras en responder. Cáritas Irak ayudó a decenas de miles de personas y atendió a sus necesidades en diferentes zonas del país. Se centraron principalmente en el refugio, la prestación de auxilio inmediato con alimentos y agua potable, el asesoramiento y la movilización de la comunidad de acogida para que ofreciera ayuda.

Los iraquíes huyeron de sus casas con todo lo que pudieron llevarse. Muchos de ellos fueron atracados después por los militares de camino a Kurdistán.

Los iraquíes huyeron de sus casas con todo lo que pudieron llevarse. Muchos de ellos fueron atracados después por los militares de camino a Kurdistán.caption]

Las organizaciones miembro de Cáritas a lo largo del mundo continuarán apoyando a aquellas personas necesitadas. Cordaid/Cáritas Países Bajos forma parte de una coalición holandesa y, por ejemplo, ha organizado campañas de recaudación de fondos para apoyar a Cáritas Irak y a otras organizaciones locales.

[caption id="attachment_32302" align="aligncenter" width="640"]Hayda, de 8 años, es una de las personas que forma parte del millón de iraquíes expulsados de sus hogares y que está buscando refugio en zonas más seguras del país.Hayda, de 8 años, es una de las personas que forma parte del millón de iraquíes expulsados de sus hogares y que está buscando refugio en zonas más seguras del país.

Cáritas Irak está instando a otros países y organizaciones de ayuda humanitaria a que mantengan su apoyo mientras las necesidades sean tan grandes e insiste a las grandes potencias para que ayuden a poner fin a la lucha y al conflicto con las fuerzas de oposición armadas y así recuperar la estabilidad del país.

La organización de Cáritas ofrece refugio, atención sanitaria, sustento y  asesoramiento.

La organización de Cáritas ofrece refugio, atención sanitaria, sustento y asesoramiento.

“Pedimos la paz, por encima de todo, en Siria e Irak, que cese el fragor de las armas y se restablezca una buena convivencia entre los diferentes grupos que conforman estos amados países”, dijo el Papa Francisco durante su Mensaje de Pascua.

Los cristianos iraquíes se encontraban entre las minorías religiosas que tuvieron que hacer frente a la persecución. Los edificios eclesiásticos han abierto sus puertas para ofrecer refugio.

Los cristianos iraquíes se encontraban entre las minorías religiosas que tuvieron que hacer frente a la persecución. Los edificios eclesiásticos han abierto sus puertas para ofrecer refugio.

Reportaje de Lavigne Putrus, Oficial de Comunicaciones, Cáritas Irak. Fotografías: Chris de Bode/Cordaid

Donar


Por favor, haga una generosa donación a Caritas. Su ayuda hace posible nuestro

Oración


Caritas ha recopilado un conjunto de oraciones para su uso.

Ser Voluntario

La contribución de los voluntarios es fundamental. Descubra cómo puede ser uno de ellos.