Mitos comunes sobre el clima

MITO 1: Los científicos no se ponen de acuerdo sobre si existe el calentamiento global.

HECHOS: La gran mayoría de los científicos coinciden en que la actividad humana es responsable del calentamiento global. También coinciden en que el clima está cambiando por la actividad humana.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) se considera la principal autoridad científica sobre el cambio climático. Está formado por 2.000 científicos de más de 150 países. Su informe publicado en 2013/14 – Quinto Informe de Evaluación (‘AR5’) – proporciona la información más detallada y actualizada sobre el estado de nuestro clima. Las conclusiones del IPCC son acordadas por sus 195 países miembro.

MITO 2: Es sólo parte del cambio natural.

HECHOS: El clima ha cambiado siempre a lo largo de toda la historia de la tierra, sin embargo, los enormes cambios que ocurren a nuestro clima hoy en día no se deben a causas naturales. Las variaciones naturales ocurren en millones de años. La investigación científica nos demuestra que la última glaciación terminó hace unos 11.000 años y desde entonces el clima de la tierra ha estado relativamente estable, en unos 14 °C.

Sin embargo, durante el siglo pasado, nuestro clima ha comenzado a cambiar rápidamente, con un aumento inusual de la temperatura global, acompañado por la inclemencia del tiempo. Existe una evidencia científica abrumadora del IPCC que sugiere que esto se debe a una mayor cantidad de gases de efecto invernadero en la atmósfera. Los gases de efecto invernadero se producen de forma natural en la atmósfera, pero la actividad humana, quemando combustibles fósiles como el carbón y el petróleo, los aumenta.

Foto por Annie Bungerouth / ACT-Caritas en Darfur

MITO 3: El mundo ha dejado de calentarse.

HECHOS: Los registros de las temperaturas demuestran claramente que el mundo se ha ido calentando progresivamente, durante el siglo pasado y ahora sigue haciéndolo. La intensidad de ese calentamiento varía, pero la tendencia es siempre hacia arriba. Por ejemplo, los últimos 30 años han sido los más cálidos experimentados por el hemisferio norte durante los últimos 1.400 años. Este calentamiento ha comenzado a tener un impacto en el sistema climático y se proyecta no sólo en el aumento de las temperaturas del planeta, sino también en la alteración de los patrones de precipitación y en un incremento de los fenómenos meteorológicos extremos. Sus efectos ya se sienten en todo el mundo.

MITO 4: Los volcanes emiten más dióxido de carbono que los humanos.

HECHOS: Como promedio, los volcanes emiten menos del 1% de CO2 que los seres humanos dejan en la atmósfera en un año. Este porcentaje es cada vez menor, porque las emisiones de la actividad humana siguen aumentando.

MITO 5: El dióxido de carbono no es un contaminante; es natural y esencial para la vida.

HECHOS: Lo “natural” no siempre equivale a «seguro». Las altas concentraciones de CO2 y otros gases de efecto invernadero están aumentando rápidamente, generadas por la actividad humana, están causando el cambio climático y ponen en peligro la supervivencia humana, la salud y el bienestar.

MITO 6: Remontándonos en el tiempo, los episodios de calentamiento global no tenían nada que ver con los niveles de dióxido de carbono.

HECHOS: El papel de dióxido de carbono, en la historia del planeta, está razonablemente bien entendido. Aunque los cambios en los niveles de CO2 no sean ciertamente la única fuerza que influye en el clima, los cambios actuales en los fenómenos meteorológicos no podrían explicarse sin comprender los efectos del dióxido de carbono en el calentamiento.

MITO 7: Algunos países han tenido siempre sequías, olas de calor y clima extremo. No hay ninguna relación con el cambio climático.

HECHOS: Los efectos del cambio climático están provocando el aumento de los fenómenos extremos como las olas de calor y las sequías, que a su vez afectan a nuestros medios de vida y la salud. Estos fenómenos climáticos extremos, según la previsiones , empeorarán en los próximos decenios.

MITO 8: ¡El calentamiento global es bueno para nosotros!

HECHOS: Sin ninguna intervención, el cambio climático hará la vida mucho más difícil para muchas personas, especialmente los pobres del mundo, los que menos pueden permitirse el lujo de adaptarse al mismo. Si las predicciones del IPCC se hacen realidad, el cambio climático influirá en todo, desde el suministro de alimentos hasta en la salud mundial. La peor parte de los efectos del cambio climático en el futuro, como ahora, correrá a cargo de las comunidades más pobres y vulnerables de la tierra.

Donar


Por favor, haga una generosa donación a Caritas. Su ayuda hace posible nuestro

Oración


Caritas ha recopilado un conjunto de oraciones para su uso.

Ser Voluntario

La contribución de los voluntarios es fundamental. Descubra cómo puede ser uno de ellos.