Macedonia y la crisis de refugiados y migrantes

En la estación ferroviaria de Salónica (Grecia), cerca de la frontera con Macedonia, vemos a un policía comprobando la identidad de un grupo de inmigrantes procedentes de Siria. Cuatro hombres recién llegados de Damasco que se dirigen a Alemania. Foto de Matthieu Alexandre / Caritas Internationalis

En la estación ferroviaria de Salónica (Grecia), cerca de la frontera con Macedonia, vemos a un policía comprobando la identidad de un grupo de inmigrantes procedentes de Siria. Cuatro hombres recién llegados de Damasco que se dirigen a Alemania. Foto de Matthieu Alexandre / Caritas Internationalis

de Mons. Antun Cirimotic, Secretario General de Caritas Macedonia

Los refugiados y migrantes entran en Macedonia desde Grecia, a través de la ciudad de Gevgelija, en la frontera sur. Hemos hecho un viaje al terreno hasta Tabanovce, el punto de la frontera norte por donde entran en Serbia.

Lo que vimos es que los inmigrantes llegan en grupos, ya sean pequeños o más grandes, ya que los números varían desde unos pocos a cientos o miles. De acuerdo con la última información que tenemos, en el período comprendido entre el 19 junio-25 agosto 2015, las autoridades macedonias emitieron 46,314 autorizaciones a ciudadanos extranjeros.

Más de 37.000 de las personas que vienen a través de Macedonia son refugiados sirios. Muchos otros proceden de Afganistán, Irak, Pakistán, Somalia, Palestina, Bangladesh, Congo, Nigeria, Camerún, Eritrea y Etiopía. La mayoría son hombres jóvenes, pero también hay un buen número de mujeres y niños.

Considerando la situación que hemos comprobado en nuestra visita de campo, es obvio que los migrantes llegan agotados por la falta de sueño. Sus mayores necesidades – aparte de un lugar para dormir – son agua, alimentos y artículos de higiene.

Las organizaciones humanitarias distribuyen a los migrantes, en Gevgelija, alimentos, agua y artículos básicos para la higiene, sin embargo, el principal problema sigue siendo que no tienen ningún tipo de refugio. Por lo tanto, duermen en los parques a la intemperie.

Macedonia está intentando ofrecer refugio al menos a las mujeres y los niños. La necesidad principal es crear condiciones básicas, para el alojamiento durante su estancia en Gevgelija, además, ahora que el otoño y el período de lluvias se acercan, este problema se hace cada vez más urgente.

Otro problema importante es la situación higiénica general en Gevgelija. El ayuntamiento está trabajando continuamente para preservar la limpieza y la seguridad en la ciudad, pero con la llegada del este gran número de migrantes no se pueden lograr los resultados previstos.

Con el fin de superar o al menos aliviar esta situación, la UE debería proporcionar apoyo financiero a los países que se ocupan de los migrantes, para ayudarles a cubrir los enormes gastos relacionados con esta situación.

De Gevgelija, los migrantes salen hacia la localidad fronteriza de Tabanovce, para llegar a Serbia. Algunos de los migrantes utilizan los trenes, otros los autobuses, pero también los hay que toman un taxi, que es el medio más caros de transporte, ya que la distancia entre Gevgelija a Tabanovce es de 176 kilómetros.

Caritas Macedonia tiene como objetivo ayudar a los migrantes en Tabanovce, proporcionándoles agua, alimentos y artículos de higiene, para que tengan lo suficiente para satisfacer sus necesidades hasta que lleguen a Serbia.

Las autoridades, tanto a nivel nacional como europeo, podrían hacer más para ayudar a los refugiados y migrantes. Podían asegurarse de que tienen espacio de alojamiento temporal, en Gevgelija. Esto sería de importancia vital.

Lo mismo se aplica a Grecia como a Serbia. Macedonia y sus países vecinos, afectados por la afluencia de refugiados y migrantes, no tienen por si solos la capacidad, ni los medios, para hacer frente a tantas personas adicionales.

Con el fin de superar o al menos aliviar esta situación, la UE debería proporcionar apoyo financiero a los países que se ocupan de los migrantes, con el fin de ayudarles a cubrir los enormes gastos, relacionados con esta situación. A largo plazo, creemos que la verdadera solución a este problema es que los actores globales intenten influir en esta situación todo lo posible, para eliminar las causas que provocan la crisis de refugiados y migrantes.

La evidencia muestra que esta situación de los inmigrantes – en su mayor parte refugiados – que vienen a Europa, no parece que vaya a cambiar en el futuro previsible. Esto va a empeorar la situación en Macedonia, donde hay un gran número de familias que vive en la extrema pobreza. La tasa de desempleo en Macedonia es del 27,3 por ciento, mientras que el número de familias que reciben ayuda del Estado, de 50 euros al mes, es de unas de 30.000, de una población de 2,1 millones.

Caritas Macedonia tiene que seguir siendo fiel a sus principios, lo que significa ayudar a los refugiados y los migrantes, pero al mismo tiempo, también debe ayudar a los otros necesitados que ya viven dentro del país. Debido a eso, Caritas Macedonia necesita ayuda fraterna de la familia CI.

Donar


Por favor, haga una generosa donación a Caritas. Su ayuda hace posible nuestro

Oración


Caritas ha recopilado un conjunto de oraciones para su uso.

Ser Voluntario

La contribución de los voluntarios es fundamental. Descubra cómo puede ser uno de ellos.