Crece el número de refugiados en Serbia, Croacia y Eslovenia

Ilahi, una niña afgana de 7 años, se prepara para cruzar la frontera serbo-croata con su familia, en Berkasovo, Serbia. Fotografía: Andrew McConnell para Catholic Relief Services

Ilahi, una niña afgana de 7 años, se prepara para cruzar la frontera serbo-croata con su familia, en Berkasovo, Serbia. Fotografía: Andrew McConnell para Catholic Relief Services

El centro de registro de Presevo para los refugiados que cruzan desde la Antigua República Yugoslava de Macedonia a Serbia registró el pasado sábado su mayor cifra, con 7.770 recién llegados. En total, fueron más de 9.000 las personas que entraron en Serbia el sábado. Cerca de la mitad eran niños.

Son parte de la peor crisis de refugiados vivida en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Más de 670.000 personas han cruzado las fronteras para entrar en Europa durante este año, con las 56.000 que la semana pasada llegaron a Grecia en tan sólo seis días

Están huyendo del conflicto que se está librando en Siria, Irak y Afganistán. Hacen el recorrido en barco, desde Turquía hasta Grecia, la Antigua República Yugoslava de Macedonia, Serbia, Croacia o Eslovenia y, una vez allí, emprenden su camino hacia Austria, Alemania y otros países europeos.
Cáritas repartió en Presevo1.000 paquetes de alimentos a lo largo del fin de semana, con 300 kits de higiene personal para mujeres y 120 para bebés.

Por todo el país, numerosos grupos de refugiados están atrapados en la ruta ilegal para cruzar el paso fronterizo de Berkasovo con Croacia. Es un trayecto fangoso entre campos de trigo, lo que hace más difícil organizar cualquier tipo de asistencia en la zona. Las condiciones son extremas.

En Berkasovo, los voluntarios de Cáritas y miembros de su personal han participado activamente en el empaquetamiento y preparación de los kits de alimentos y de higiene. El pasado fin de semana lograron repartir alrededor de 1.000 paquetes de alimentos, unos 140 kits de higiene personal para las mujeres y cerca de 150 para los niños.

Los miembros del personal de Cáritas también están siendo ayudados por un grupo de 30 jóvenes voluntarios de Cáritas República Checa, que se están quedando en una parroquia católica griega que hay cerca de la zona. Estos voluntarios se ocuparon de la limpieza del terreno del paso fronterizo de Berkasovo, el cual está lleno de basura.

Durante el fin de semana Cáritas pudo distribuir entre los refugiados en Berkasovo cerca de 1.000 paquetes de alimentos. Fotografía: Andrew McConnell para Catholic Relief Services.

Durante el fin de semana Cáritas pudo distribuir entre los refugiados en Berkasovo cerca de 1.000 paquetes de alimentos. Fotografía: Andrew McConnell para Catholic Relief Services.

Magdalena Pavlovic, coordinadora de Cáritas en la frontera con Croacia, explica: “Hemos podido ver el cansancio y agotamiento en los rostros de la gente. Había muchos niños entre ellos y habían tenido que caminar durante 4 km para llegar al cruce de la frontera con Croacia.

“Había distintas organizaciones humanitarias procurando aliviar el sufrimiento de los refugiados, y nosotros éramos una de ellas. Cáritas prestó asistencia durante toda la tarde y hasta entrada la noche mientras que otras organizaciones estuvieron allí presentes únicamente durante la mañana. Los voluntarios de Cáritas República Checa estaban allí para recoger a mujeres y niños con su furgoneta, de manera que estos no tuvieran que andar demasiado para llegar a la frontera”.

Hasta la fecha, Cáritas ha proporcionado paquetes de alimentos a más de 21.000 personas en Serbia, a cerca de 5.600 mujeres les ha ofrecido kits de higiene personal y también ha repartido más de 1.800 kits de higiene infantiles.

El personal de Cáritas Serbia cuenta también con la ayuda de un grupo de 30 jóvenes voluntarios de Cáritas República Checa. Fotografía: Cáritas Serbia.

El personal de Cáritas Serbia cuenta también con la ayuda de un grupo de 30 jóvenes voluntarios de Cáritas República Checa. Fotografía: Cáritas Serbia.

En Croacia, los voluntarios de Cáritas prepararon 10.000 cajas con comida para los refugiados en Opatovac a lo largo de la frontera. Cáritas Croacia también está enviando literas para un nuevo campamento y proporcionará tiendas de campaña para el invierno.

Entre tanto, Jana Lampe, de Cáritas Eslovenia, explica que hay más refugiados y migrantes de los que pueden afrontar los centros de registro. “En una semana llegaron a Eslovenia 80.000 refugiados y migrantes. Sólo durante el último fin de semana vinieron 20.000 y ahora mismo, frente a la frontera, se encuentran 15.000 refugiados más. Es una situación realmente terrible”.

Alrededor de unas 250 Cáritas de Eslovenia han estado enviando pescado en lata, leche, manzanas y también mantas. “Aún hacen mucha falta alimentos, mantas y ropa de abrigo, pues mucha gente duerme a la intemperie por las noches debido a la falta de espacio en los centros”, dice Jana Lampe.

Donar


Por favor, haga una generosa donación a Caritas. Su ayuda hace posible nuestro

Oración


Caritas ha recopilado un conjunto de oraciones para su uso.

Ser Voluntario

La contribución de los voluntarios es fundamental. Descubra cómo puede ser uno de ellos.