Croacia recibe a los refugiados con una taza de té caliente

“Los colegios en Suecia son buenos y quiero que mis hijos crezcan en un entorno seguro en el que puedan recibir una buena educación.” En uno de los pasos fronterizos de Tovarnik conocemos al refugiado sirio Akram. Habla en perfecto croata pues estudió aquí hace 30 años. Va de camino a Suecia con sus dos hijos más pequeños para reunirse con su familia. Son parte de un éxodo de más de 100 000 refugiados, los cuales han pasado la frontera de Croacia durante las dos últimas semanas tras recorrer Turquía, Grecia, la Antigua República Yugoslava de Macedonia y Serbia.

100 000 refugiados han cruzado Croacia en 20 días. Fotografía: Cáritas Croacia

100 000 refugiados han cruzado Croacia en 20 días. Fotografía: Cáritas Croacia

Todos tienen una historia única. Algunas son trágicas, otras son tristes. Desean algo más seguro y mejor para ellos mismos y sus familias. Todos han dejado atrás la vida que conocían. Nunca saben con qué se encontrarán al día siguiente en este peligroso viaje hacia la “tierra prometida” de Europa Occidental o los países escandinavos.

Akram nos dice que los refugiados están bien informados acerca de cada fase de su ruta puesto que se comunican con otros grupos que ya han llegado a sus deseados destinos, así como con aquellos que aún están por llegar.

“Croacia es uno de los pocos lugares en los que no tenemos que pagar por comida, agua o transporte, y os estamos agradecidos por vuestra amabilidad y generosidad”, decía mientras se montaba en un autobús que los llevaría a él y a sus dos hijos desde el campamento de tránsito en Opatovac hasta el paso fronterizo con Hungría.

La entrada de refugiados en Croacia comenzó el 16 de septiembre de 2015. Cáritas Croacia, en colaboración con las Cáritas diocesanas afectadas por la crisis, se ha involucrado en la respuesta humanitaria desde el primer día. Hemos lanzado una campaña pública, hemos organizado donaciones en especies para enviarlas a los centros de acogida y de traslado, hemos movilizado voluntarios y realizado otras acciones.

Los refugiados entran a Croacia desde Serbia, principalmente en Tovarnik y Baska. Una vez han llegado, son llevados al campamento de Opatovac. Allí se les inscribe en un registro y se les ofrece refugio en tiendas de campaña antes de ser trasladados a Hungría en autobús o en tren. En el campamento cuentan con asistencia médica, alimentos, agua, té y kits de higiene. Se presta especial atención a los grupos más vulnerables – mujeres con bebés y niños pequeños, discapacitados, ancianos y enfermos.

Los voluntarios de Cáritas de la parroquia de Baska están trabajando en el cruce fronterizo. Allí ofrecen ropa de abrigo, pan y mermelada, paquetes de alimentos, galletas, agua y té.

El té se valora mucho con este tiempo tan frío. Muchos de los refugiados están en las carreteras durante semanas y el té caliente es algo que llevan mucho tiempo sin tomar.

Como se avecinan un tiempo más frío, la lluvia y la nieve, estamos preparando el acondicionamiento de invierno de los campamentos de Opatovac, Beli Manastir y Čepin. No es tarea fácil, pues la situación es muy variable. Es difícil evaluar las necesidades y coordinarse con otras organizaciones humanitarias.

En el campamento de Opatovac, los voluntarios de Cáritas trabajan en turnos de 8 horas, 24 horas al día los 7 días de la semana. Puesto que los alimentos se reparten tanto de día como de noche hay siempre mucho que hacer. Los turnos de noche exigen mucho trabajo ya que la mayor parte de los refugiados llega durante la noche.

Aunque muchos de ellos dicen ser de Siria, los intérpretes insinúan que no siempre es este el caso. Una joven de Irak dijo: “Viajo sola. Cuando llegue a Alemania mi familia se reunirá conmigo.”

Una familia de refugiados de Damasco (marido, esposa y tres niños) con la que hablamos en el campamento de Opatovac nos dijo: “Miradnos bien, toda nuestra vida se encuentra en dos mochilas. No representamos una amenaza para nadie. La guerra está muy mal. Solo queremos llegar a Austria.”

Cáritas ha lanzado un llamamiento de emergencia para recaudar 250 000 € (280 000 $ norteamericanos) que se destinarán a ayudar a los refugiados y migrantes que se encuentran en los centros de acogida y campamentos de tránsito de Croacia.

Caritas Internationalis

Presidente: Cardinal Luis Antonio Gokim Tagle
Secretario General: Michel Roy

Caritas Internationalis
Palazzo San Calisto
Estado de la Ciudad del Vaticano
V-00120

Recepción: + 39 06 698 797 99
Fax: + 39 06 698 872 37
Correo electrónico: caritas.internationalis@caritas.va

Horario de oficina: de lunes a viernes de 8.30 a 17.00.

Si necesitan ponerse en contacto con miembros del personal fuera del horario de oficina, por emergencia humanitaria, por favor, llame al + 39 334 359 0700 o escriba un mensaje a emergencies@caritas.va