La fe es importante en una crisis

“La fe es importante para la gente y es importante en una emergencia” fue el mensaje en un evento organizado por Caritas Internationalis sobre el papel de las organizaciones de inspiración religiosa en las crisis, realizado el 8 de octubre en la ONU en Ginebra.

El evento fue en preparación para la Cumbre Humanitaria Mundial de la ONU que se realizará en Estambul los días 23 y 24 de mayo de 2016, y cuyo objetivo es adaptar el sistema humanitario para cubrir las necesidades de la duplicación del número de personas atrapadas en situaciones de crisis en la última década.

Misa en la catedral de Bossangoa en la República Centroafricana, en donde a noviembre de 2013, 50.000 personas se habían refugiado. Caritas trabajó con UNICEF para prestar ayuda. Foto: Matthieu Alexandre/Caritas

Misa en la catedral de Bossangoa en la República Centroafricana, en donde a noviembre de 2013, 50.000 personas se habían refugiado. Caritas trabajó con UNICEF para prestar ayuda. Foto: Matthieu Alexandre/Caritas

Líderes de organizaciones Caritas de Ucrania, la República Centroafricana, Nepal y Líbano enfatizaron en la reunión de Ginebra el papel fundamental de actores religiosos en la protección y la reducción del sufrimiento, mas cómo estas mismas personas a veces son marginadas por la comunidad internacional en general.

“En la Asamblea General de la ONU realizada hace dos semanas, entre los 26 ponentes de organizaciones de la sociedad civil seleccionados para participar en las sesiones plenarias no había ponentes de organizaciones de inspiración religiosa “, dijo el Secretario General de Caritas Internationalis, Michel Roy. “Esperamos que nuestro compromiso concreto y eficaz será reconocido y ayudará a cambiar el sistema humanitario, incluyendo en la financiación de operaciones”.

Antes, durante y después

“Somos parte de las comunidades a las que servimos”, dijo el P. Pius Perumana, Director de Caritas Nepal. “Como peregrinos que viajan con la gente durante el itinerario de su vida, estamos ahí antes, durante y después de cualquier emergencia”.

Mezquitas, templos, iglesias y sinagogas son los lugares a donde la gente atrapada en una crisis acude a menudo buscando protección y ayuda. Cuando el conflicto desgarró a la República Centroafricana, “las instituciones eclesiásticas en Bossangoa se convirtieron en refugios de paz para más de 50.000 personas, mientras que la comunidad musulmana encontró refugio en una escuela pública”, dijo el Obispo Nestor Dèsire Nongo Aziagbia de Bossangoa en un mensaje especial, ya que no pudo ir a Ginebra debido al caos que había vuelto a surgir en su país.

“Las instituciones diocesanas como Caritas fueron las primeras en responder. Cubrieron las necesidades humanas sin hacer distinción”, dijo el Obispo, citando la Plataforma Interreligiosa por la Paz, que también hizo mucho para reconstruir las comunidades y las relaciones nacionales.

Sin embargo, el Obispo lamenta cómo después se ignoró a los líderes y organizaciones musulmanas y cristianas. Cuando se hicieron acuerdos secretos para sacar a un grupo de musulmanes de una parroquia cerca de la capital, Bangui, y trasladarlos a Camerún, se invitó a la prensa mundial a cubrir la historia, pero nadie le informó al párroco “que los había estado protegiendo con su vida”, dijo el Obispo.

Cuando Secours Catholique les dio a refugiados e inmigrantes las herramientas y los materiales para construir albergues en un campamento en Calais, estos los utilizaron para construir cinco mezquitas y una iglesia. Foto: Elodie Perriot/Secours Catholique

Cuando Secours Catholique les dio a refugiados e inmigrantes las herramientas y los materiales para construir albergues en un campamento en Calais, estos los utilizaron para construir cinco mezquitas y una iglesia. Foto: Elodie Perriot/Secours Catholique

Las organizaciones de inspiración religiosa abarcan a una gama de actores desde congregaciones, a instituciones benéficas, hasta complejas redes mundiales sin fines de lucro. Saber con quién y cómo colaborar puede ser confuso. Por otra parte, los líderes religiosos y comunitarios se pueden ver desconcertados ante la “jerga de ayuda” y la burocracia técnica que trae consigo el acceso a fondos. Asimismo, los donantes prefieren desembolsar grandes cantidades de dinero en un gran proyecto, pero las organizaciones de inspiración religiosa frecuentemente trabajan a una escala menor.

El prejuicio también juega un papel, se asume que las organizaciones de inspiración religiosa ayudan únicamente a gente de su misma religión y quieren utilizar la ayuda para convertir a la gente. “Caritas sirve a la gente en base a la necesidad: la mayoría no son católicos”, dijo Suzanna Tkalec, Directora Humanitaria de Caritas Internationalis. “Caritas no hace proselitismo”.

Para la gente es importante poder practicar su fe en una emergencia. Cuando Secours Catholique les dio a refugiados e inmigrantes las herramientas y los materiales para construir albergues en un campamento en Calais, estos los utilizaron para construir cinco mezquitas y una iglesia.

Valor agregado

En África occidental, durante la pandemia del ébola, Caritas trabajó con la Organización Mundial de la Salud para revisar lo que antiguamente se llamaba su “Política de gestión de cadáveres” y convertirla en las “Pautas para entierros seguros y dignos” e implementarlas en el terreno.

“Darles a las familias la oportunidad de ver el cuerpo del fallecido, asegurar que la tumba esté identificada apropiadamente y permitir que los líderes religiosos reciten oraciones y que los familiares puedan echar el primer puñado de tierra – estos son incentivos importantes para alentar a las familias a seguir encontrando fuerzas en su fe y a mantener a seguros a otros miembros de la familia para que no se infecten”, dijo Mons. Robert Vitillo, asesor especial de salud de Caritas Internationalis, con sede en Ginebra.

Mientras la arquitectura internacional se resquebraja por el peso de tratar de ayudar a más gente con menos dinero, lo que está claro es que el mundo de la ayuda sólo puede salir ganando si las organizaciones seculares y religiosas trabajan en partenariado. Cómo lograrlo será una de las tareas fundamentales de la Cumbre Humanitaria Mundial.

“Durante una crisis humanitaria, los operadores en la línea de frente serán las comunidades y entre ellas estarán las redes de Iglesia, incluyendo a la familia de organizaciones Caritas. Son locales, pero están conectadas a una red internacional para crear estándares y rendir cuentas”, dijo la Dra. Jemilah Mahmood, directora del Secretariado de la Cumbre Humanitaria Mundial. “Caritas está bien posicionada para demostrar cómo podemos localizar mejor la respuesta [humanitaria] y localizar finanzas”.

Caritas Internationalis

Presidente: Cardinal Luis Antonio Gokim Tagle
Secretario General: Michel Roy

Caritas Internationalis
Palazzo San Calisto
Estado de la Ciudad del Vaticano
V-00120

Recepción: + 39 06 698 797 99
Fax: + 39 06 698 872 37
Correo electrónico: caritas.internationalis@caritas.va

Horario de oficina: de lunes a viernes de 8.30 a 17.00.

Si necesitan ponerse en contacto con miembros del personal fuera del horario de oficina, por emergencia humanitaria, por favor, llame al + 39 334 359 0700 o escriba un mensaje a emergencies@caritas.va