Los refugiados se enfrentan al frío y la lluvia en Serbia

Miles de refugiados entran cada día en Serbia en su camino hacia Austria, Alemania, Bélgica y Suecia. Esperan comenzar una vida mejor. Van en busca de una vida sin la violencia y el terror que han sufrido en sus países de origen, en Afganistán, Siria o Irak.

Ana Zivkovic es una oficial de comunicaciones para Cáritas Serbia. Explica qué clase de servicios está prestando Cáritas Serbia a los refugiados, cuáles son los desafíos a afrontar y cómo se siente ella personalmente respecto a la situación de estos refugiados.

Ya está empezando a hacer más frío en Serbia así que Cáritas va a hacer entrega de 5000 sacos de dormir y chubasqueros para los niños. Fotografía: Cáritas Serbia.

Ya está empezando a hacer más frío en Serbia así que Cáritas va a hacer entrega de 5000 sacos de dormir y chubasqueros para los niños. Fotografía: Cáritas Serbia.

En septiembre, Cáritas Serbia comenzó un proyecto que durará cuatro meses, hasta finales de diciembre. Puesto que el invierno llegará pronto, también consideraremos ofrecer  ayuda especial durante la temporada de frío. Ya está empezando a hacer más frío así que vamos a hacer entrega de 5000 sacos de dormir y chubasqueros para los niños.

Distribuimos kits de higiene en el centro de refugiados de Presevo, al sur del país, donde están llegando los refugiados tras cruzar la frontera con Macedonia. Comenzamos a repartir artículos de higiene en el norte, en la frontera con Hungría, en los dos centros de Subotica y Kanjiza, pero como ahora se ha hecho difícil cruzar la frontera con Hungría cada vez se dirigen menos al norte.

 “Cuando llueve es muy duro ver a estas personas mojadas y hambrientas”, dice Milicia Ocokoljic, un oficial de campo de Cáritas de Presevo. “Conocí a una joven familia de Siria; el padre tiene 34 años y la madre 27, tienen unas gemelas de 7 años, un hijo de 4 y unos trillizos que nacieron el 7 de septiembre en Kavala, Grecia, durante su camino hasta aquí. ¿Puedes imaginar lo que es dar a luz a trillizos en un viaje como éste?”

“Lory es una chica de 19 años, estudiante de “equipo y maquinaria de construcción”. Uno de sus hermanos es discapacitado y va transportado en una carretilla. Abdil Helim es un joven de 21 años procedente de Siria. Escuchó que hay mucha gente dirigiéndose a Alemania y estuvo pensando en intentar ir a Suecia. Me dijo ʻsolo quiero ir a algún lugar en el que mi hermano y yo podamos estudiar y tener de nuevo una vida normalʼ.

Con la ayuda de CRS, Cáritas Serbia también puede distribuir artículos de higiene en el parque cercano a la estación de ferrocarril de Belgrado, donde permanecen muchos refugiados a la espera del transporte que los llevará cerca de las fronteras. Pronto también pondremos en este parque instalaciones sanitarias con duchas.

En cuanto a la distribución de alimentos – puesto que la mayoría de los refugiados son musulmanes – estamos repartiendo pescado, sardinas en lata, pan y un poco de bizcocho. Y por supuesto agua potable. También estamos repartiendo kits de higiene, distintos en el caso de las mujeres y los niños. El de los niños contiene sobre todo pañales, toallitas, polvos de talco para bebés, crema y zumos de frutas, y el de las mujeres compresas, gel para desinfectar las manos en seco, pasta de dientes, cepillo de dientes y toallitas húmedas.

Además, estamos ayudando a Presevo a lidiar con su problema de basura. El motivo es que no había una cantidad suficiente de contenedores para recoger la basura de toda la gente que está llegando al país. Así pues, Cáritas Serbia proporcionará veinte contenedores para ayudar al municipio a solucionar el problema de la basura. Esto también es esencial para evitar posibles enfermedades y para cerciorarse de que el nivel de higiene es seguro.

Cáritas dispondrá tomas de corriente eléctrica y zonas de conexión a internet en los centros de acogida del norte y el sur, de forma que los refugiados puedan comunicarse con sus familias.

Desgraciadamente no podemos construir refugios sin consultar al Comisariado para los Refugiados del estado, pero el gobierno ya está planificando estas actividades y es responsable de ello. El primer ministro anunció que próximamente también habrá un gran centro para los refugiados en Belgrado. Acogerá a unas 4 000 personas. Cáritas Serbia está considerando incrementar sus actividades de ayuda humanitaria en esa zona una vez que este centro esté abierto.

No sólo encontramos refugiados en las fronteras, sino también al andar por las calles de Belgrado, donde miles de ellos están viviendo y durmiendo, en el parque y en otros lugares. Y si me pongo en su lugar, puedo imaginar lo duro que debe ser dejarlo todo y viajar con sólo una mochila.

Me emociono mucho cuando veo a tantas personas con niños pequeños recorriendo un trayecto tan largo en unas condiciones tan duras, porque no es como un viaje en el que la gente se monta en un autobús y viaja durante 30 horas para llegar a su destino. Ellos tienen que cambiar de autobuses y embarcaciones, tienen que caminar y después buscar otro medio de transporte.

Es un camino muy largo y parece muy difícil, pero las circunstancias que les han hecho escapar deben de darles una motivación para afrontar todo esto. Particularmente nosotros, la gente de la antigua Yugoslavia, de Bosnia, Serbia y Croacia, sabemos lo que es ser un refugiado porque desgraciadamente lo experimentamos en el pasado. Mucha gente aquí sabe lo que es perderlo todo y comenzar de nuevo, así que hemos de tener una gran compasión y ayudarlos todo lo que podamos.

Caritas Internationalis

Presidente: Cardinal Luis Antonio Gokim Tagle
Secretario General: Michel Roy

Caritas Internationalis
Palazzo San Calisto
Estado de la Ciudad del Vaticano
V-00120

Recepción: + 39 06 698 797 99
Fax: + 39 06 698 872 37
Correo electrónico: caritas.internationalis@caritas.va

Horario de oficina: de lunes a viernes de 8.30 a 17.00.

Si necesitan ponerse en contacto con miembros del personal fuera del horario de oficina, por emergencia humanitaria, por favor, llame al + 39 334 359 0700 o escriba un mensaje a emergencies@caritas.va