Agua potable después del Haiyan

Filipinas es un archipiélago compuesto por unas 7000 islas – por lo que el agua nunca está lejos. Sin embargo, encontrar agua fresca para beber y para uso doméstico era una verdadera batalla para muchas comunidades pobres, incluso antes del tifón Haiyan en 2013.

En el remoto barangay (distrito) costero de Tagalag en el pueblo de Marabut, en la provincia de Samar, acarrear agua a diario era una tarea que requería mucho tiempo. A veces, la gente tenía que ir andando hasta el siguiente barangay con grandes recipientes para recoger su suministro diario de agua.

Muchos barangays fueron abrumados por las «mareas tormentosas» durante el devastador tifón. Esto es cuando enormes olas de agua cargadas de basura y escombros se abalanzan tierra adentro y arrasan con casas, carreteras y sistemas de abastecimiento de agua. El gran riesgo es que el sistema de aguas residuales contamine el suministro de agua y ponga a la gente en riesgo de problemas estomacales o incluso cólera.

Nuevo sistema de suministro hídrico proporcionado por Caritas en un pueblo de la isla de Leyte. Foto de Lukasz Cholewiak / Caritas

Nuevo sistema de suministro hídrico proporcionado por Caritas en un pueblo de la isla de Leyte. Foto de Lukasz Cholewiak / Caritas

Tras los desastres, Caritas realiza concienciación entre personas de todas las edades sobre cómo evitar el agua de las inundaciones. Honeyrea, una niña de diez años que se benefició de un programa de agua de Caritas después del Haiyan, dijo: «Es importante que el agua esté limpia para que la gente no se enferme».

Inmediatamente después del desastre, los equipos de Caritas impartieron formación sobre higiene al mismo tiempo de distribuyeron kits de saneamiento. El personal alentó a la gente a mantener las letrinas en buen estado y a recoger la basura. Caritas Filipinas (conocida localmente como NASSA) estuvo suministrando agua potable a 25.000 personas en los meses posteriores al desastre.

Para ayudar a las comunidades afectadas por el Haiyan a largo plazo, Caritas ha construido instalaciones de abastecimiento de agua a áreas como el barangay Tagalag, que nunca había tenido acceso a agua potable.  Trabajando de la mano con miembros de la comunidad, se instaló un sistema de cañerías de nivel dos en el barangay para abastecer agua a 185 hogares.

«Los materiales utilizados para este sistema de cañerías son de buena calidad, por lo que estoy seguro de que esto durará para toda la vida», dijo el capitán del barangay Manuel Llego.

Ya no es necesario que las comunidades en donde se introdujo el sistema de cañerías realicen viajes largos y agotadores con grandes recipientes a otros barangays. Ya no hay que gastar tiempo, energía y dinero. Ya no hay escasez de agua.

Donar


Por favor, haga una generosa donación a Caritas. Su ayuda hace posible nuestro

Oración


Caritas ha recopilado un conjunto de oraciones para su uso.

Ser Voluntario

La contribución de los voluntarios es fundamental. Descubra cómo puede ser uno de ellos.