Éxodo: La ruta de los Balcanes hacia Europa

En 2015, casi un millón de refugiados y migrantes han cruzado el Mediterráneo desde Oriente Próximo y el Norte de África para llegar a Europa. Escapan de la guerra, la persecución y la pobreza que existe en países como Siria, Irak, Afganistán, Sudán del Sur y Eritrea.

Cruzan el mar en lanchas y botes improvisados, apiñados hasta casi reventar. La operación la dirigen criminales que ni siquiera dejan que haya espacio para que lleven agua o maletas. En estos barcos hay hombres, mujeres y niños. Más de 3500 personas se han ahogado en el intento.

Desde las islas griegas, viajan a pie, autobús, ferry o tren para llegar a la Grecia continental, Macedonia, Serbia, Croacia, Eslovenia y Austria, siendo sus principales destinos Alemania, Bélgica y Suecia. Parten sin nada. Duermen donde pueden, a menudo en parques y espacios al aire libre.

Los países europeos a los que se dirige este éxodo masivo de personas son frecuentemente demasiado pobres. Las agencias de ayuda humanitaria, como Caritas, son a menudo la única ayuda de la que disponen. En cada etapa del viaje, las organizaciones nacionales de Caritas proporcionan a los refugiados comida caliente, ropa, asistencia médica, mantas y un espacio para cobijarse y protegerse del frio invernal.

En Eslovenia, la respuesta sanitaria la están llevando a cabo los médicos de Caritas. Los puestos de asistencia médica que han montado se llenan de mujeres embarazadas, niños y ancianos que necesitan tratamiento urgente. Los médicos, voluntarios de Hungría, están trabajando sin descanso para garantizar que aquellas personas que necesitan ayuda la reciban.

En Eslovenia, la respuesta sanitaria la están llevando a cabo los médicos de Caritas. Los puestos de asistencia médica que han montado se llenan de mujeres embarazadas, niños y ancianos que necesitan tratamiento urgente. Los médicos, voluntarios de Hungría, están trabajando sin descanso para garantizar que aquellas personas que necesitan ayuda la reciban.

En Europa, muchas de las organizaciones miembro de Caritas son pequeñas y tienen recursos limitados, tanto humanitarios como financieros. Sin embargo, el punto fuerte de Caritas es su presencia en todos los lugares a nivel comunitario y, como miembros de una familia mundial, estamos listos para prestarles a nuestros hermanos y hermanas el apoyo que necesitan cuando se producen situaciones de emergencias.

Trabajando juntos y con el apoyo de nuestros socios y donantes podemos movilizar rápidamente los recursos. La respuesta de Caritas Internationalis comprende recaudar fondos para ofrecer primeros auxilios, comida, ropa de invierno y zapatos para las inclemencias del tiempo. También incluye proporcionar apoyo técnico y poner personal a disposición para ayudar así a las organizaciones de Caritas más pequeñas que tienen dificultades con la carga de trabajo y la demanda.

Donar


Por favor, haga una generosa donación a Caritas. Su ayuda hace posible nuestro

Oración


Caritas ha recopilado un conjunto de oraciones para su uso.

Ser Voluntario

La contribución de los voluntarios es fundamental. Descubra cómo puede ser uno de ellos.