Caritas exige más acción para proteger la salud mental de los niños refugiados de Siria

Malak, una niña siria refugiada de seis años de edad, está atormentada por pesadillas.

Ella fue obligada a huir del Líbano luego de que su casa fue bombardeada y su familia atacada. Vio cómo los terroristas asesinaban a su tío y a su abuelo, y secuestraban a su padre. Ahora, ella se rehúsa a dormir sola.

Sabah, también de seis años, solía jugar en un campo frente a su casa en Homs, hasta que el mismo se convirtió en un vertedero de cadáveres de combatientes. Ella también tiene problemas para dormir y teme que haya monstruos en su casa.

Trauma, pesadillas son comunes entre los niños refugiados sirios. Foto por Khaury / CLMC

Trauma, pesadillas son comunes entre los niños refugiados sirios. Foto por Khaury / CLMC

Más de 1,2 millones de sirios han buscado refugio en Líbano desde que estalló el conflicto en 2011. Malak y Sabah se encuentran entre los 486 niños sirios refugiados que tomaron parte en un estudio realizado por el Centro para Migrantes de Caritas Líbano (CLMC, por sus siglas en inglés) con el propósito de determinar el impacto de la crisis en la salud mental y el bienestar de los niños desplazados.

El estudio, realizado en 2015, reveló que la crisis ha tenido un grave efecto en los niños sirios que viven en el Líbano.

Aunque la mayoría de niños no sufrieron daños físicos como resultado del conflicto en Siria, la pérdida de estabilidad y los cambios a su vida diaria y a su educación, así como la pérdida de sus pertenencias, les han provocado traumas, concluyó el estudio.

«Nos preocupan en particular las víctimas inocentes de la crisis de refugiados sirios», dijo el Padre Paul Karam, Presidente de Caritas Líbano.  «Aunque no han sido parte de este conflicto, los niños son los que están pagando el precio más alto. Han sobrevivido a violencia terrible que les ha robado la inocencia».

Caritas ha estado en la línea de frente tratando con el conflicto en Siria desde que comenzó. En cinco años de crisis el CMLC ha ayudado a más de 330.000 refugiados. La enorme afluencia de refugiados ha supuesto una carga excesiva para los recursos del Líbano y ha exacerbado la tensión social.

Más de la mitad de los refugiados sirios (56%) en el Líbano son menores de 18 años. Aunque sólo uno de cada diez sufrió lesiones durante el conflicto antes de llegar al Líbano, muchos de los niños refugiados muestran síntomas de trauma, incluyendo «flashbacks» y pesadillas.

El estudio encontró que el 67% de los encuestados fueron testigos de bombardeos y 37% presenciaron o escucharon asesinatos.  Casi un tercio de los niños reportaron sentirse nerviosos o ansiosos, mientras que 37% reportaron «flashbacks» y 28% tenían pesadillas.

«En Líbano, son desplazados y tratan de vivir su infancia en circunstancias difíciles», dijo el Padre Karam. «Sin lugar a duda, tanto el conflicto como el desplazamiento tienen el potencial de dejarles heridas profundas por el resto de sus vidas».

El estudio requirió de un enfoque muy cuidadoso del personal del CLMC.  Un equipo especializado de psicólogos y trabajadores sociales tomó sumo cuidado para llevar a cabo entrevistas individuales con los niños y grupos focales con los padres en entornos seguros.

Bruno Atieh, director del CLMC, dijo que la crisis en Siria podría tener consecuencias, tanto a plazo inmediato como a largo plazo, para el bienestar y el desarrollo de los niños.

«En el Centro para Migrantes de Caritas Líbano hemos sido testigos de primera mano del impacto negativo que una crisis puede tener en el bienestar psicológico y social de los refugiados», dijo Atieh.

«A menudo, el trauma puede dejar a los refugiados con un sentimiento de impotencia e incapaces de tomar decisiones acertadas sobre sus vidas».

De acuerdo con el estudio, hay unos cuantos patrones fijos en cuando cómo los niños desarrollan traumas o cómo los superan.  El mismo encontró que entre el 10 y el 15% mostraban señales de comportamiento antisocial.

«Lo más inquietante fue el 9% de niños que decían que han perdido toda esperanza y piensan en autolesionarse», dijo el estudio.

La vida familiar es la «principal ancla» para los niños sirios refugiados y consideran que sus familias son una fuente constante de apoyo.  El estudio señaló que aunque la matriculación escolar no necesariamente mejoraba la salud mental, ayudaba con el comportamiento y las redes sociales.

Niños refugiado sirios con recreación y oportunidades para jugar es muy probable que superen muchas de las dificultades sociales. Foto por Khaury/CLMC  C

Niños refugiado sirios con recreación y oportunidades para jugar es muy probable que superen muchas de las dificultades sociales. Foto por Khaury/CLMC

Sin embargo, algunos niños refugiados se quejaron de ostracismo y acoso por parte de los estudiantes libaneses. En los peores casos, los maestros, a menudo agobiados por la cantidad de estudiantes y sus exigencias, también participaban en el comportamiento abusivo.

El estudio concluyó que los niños sufrían aislamiento social cuando se quedaban en casa para apoyar a sus familias.

«Los niños necesitan recreación y oportunidades para jugar para desarrollarse», dijo el estudio. «Si se les ofrecen a los niños espacios para jugar y oportunidades, es muy probable que superen muchas de las dificultades sociales a que se enfrentan».

Caritas cree que hay que hacer más para proteger a los niños refugiados que sufren trauma severo y problemas de salud mental.

La organización le está pidiendo a ACNUR a que aumente la asistencia para familias sirias y libanesas vulnerables y asegure que los refugiados tengan acceso a servicios de protección infantil.

Asimismo, está exhortando al gobierno libanés a adoptar una política de «cero tolerancia» en cuanto a la discriminación y el abuso, y que asegure que los maestros tengan la formación adecuada para apoyar a niños que necesitan ayuda.

Donar


Por favor, haga una generosa donación a Caritas. Su ayuda hace posible nuestro

Oración


Caritas ha recopilado un conjunto de oraciones para su uso.

Ser Voluntario

La contribución de los voluntarios es fundamental. Descubra cómo puede ser uno de ellos.