Oración por Nepal: estimulamos nuestros “músculos de la compasión”

Esta mañana, cuando viajaba desde el aeropuerto de Katmandú, vi áreas afectadas por el terremoto del año pasado. Estoy en Nepal con motivo de la conferencia solidaria de Caritas para conmemorar el primer aniversario del desastre. Al observar el paisaje, casi podía ver las heridas de nuestra Madre Tierra.

Me uní a las organizaciones que trabajan en la emergencia en Nepal, en una de las áreas afectadas por el terremoto fuera de la capital. Estamos aquí para llenarnos de valor y adquirir conocimientos sobre cómo acompañar de mejor forma al pueblo nepalés mientras se forja su futuro.

El cardenal Tagle y el personal de Caritas Nepal. Foto por Hough / Caritas

El cardenal Tagle y el personal de Caritas Nepal. Foto por Hough / Caritas

Asimismo, estamos aquí para recordar las heridas de nuestros hermanos y hermanas que sobrevivieron al terremoto y que ahora deben reconstruir sus vidas. El riesgo es que si uno se olvida de las heridas causadas – en otros y en la Tierra – es posible causar otras lesiones.

Es fácil olvidar o incluso ignorar los desastres que flagelan a tantos países. Nepal, Japón y ahora Ecuador – estos son apenas algunos países que recientemente han sido golpeados por terremotos, pero ha habido muchos más desastres. ¿Cuándo fue la última vez que usted pensó en el pueblo de Haití?

No deberíamos casarnos nunca de ver el rostro de Cristo en todas las víctimas de estos desastres. Este es un desafío, pero el Papa Francisco nos ha dado la oportunidad de estimular nuestros “músculos de la compasión” este año pidiéndonos que nos enfoquemos en la misericordia. La verdadera misericordia no tiene límites geográficos o espirituales.

Las comunidades aquí en Nepal son resilientes y están tratando de reconstruir sus vidas y reavivar sus sueños, pero no pueden hacerlo sin nuestra ayuda.

Caritas es amor en acción y amor sin fronteras. Estamos aquí en Nepal no sólo para ayudar a reconstruir casas y escuelas, para ayudar a la gente a volver a trabajar o asegurar que se repare el suministro de agua. Estamos aquí para dar esperanza.

En el caso de Nepal, hemos visto a gente de todo el mundo ofrecer su apoyo. Oramos para que esto continúe. Oramos para que nunca se cansen de reconocer y apreciar las señales y las maravillas que Dios obra a través de nuestros pequeños actos de misericordia y amor, para que con cada nuevo desastre se inicie una nueva ola de solidaridad y compasión. Ante todo, en este día especial de conmemoración, oramos por el pueblo de Nepal.

Este blog se publicó por primera vez en el Servicio Católico de Noticias

Donar


Por favor, haga una generosa donación a Caritas. Su ayuda hace posible nuestro

Oración


Caritas ha recopilado un conjunto de oraciones para su uso.

Ser Voluntario

La contribución de los voluntarios es fundamental. Descubra cómo puede ser uno de ellos.