La respuesta al ébola demuestra rol vital de líderes religiosos

Personas pasando por el frente de un cartel sobre el ébola en Savage Street. Fotografía: Tommy Trenchard/Caritas

Personas pasando por el frente de un cartel sobre el ébola en Savage Street. Fotografía: Tommy Trenchard/Caritas

“Cuando se presenta una crisis, la comunidad de ayuda internacional tiende a rechazar o poner a un lado líderes religiosos y organizaciones de inspiración religiosa, aunque tengan los medios para solucionar la crisis”, afirmó el P. Peter Konteh de Caritas Freetown en Sierra Leona.

“Sin embargo, los primeros a quienes se debería recurrir son los líderes religiosos y las organizaciones de inspiración religiosa, quienes viven y trabajan en el lugar. Ellos tienen que estar incluidos activamente en la planificación”, mencionó.

Él participó en la Cumbre Mundial Humanitaria en Estambul el 24 de mayo para reflexionar sobre la epidemia del ébola en su país y el papel de los líderes religiosos haciéndole frente a la crisis.

El encuentro de Estambul está buscando nuevas maneras para que los gobiernos, el sector privado, las Naciones Unidas, las agencias de ayuda y las organizaciones de inspiración religiosa puedan atender mejor a los necesitados. El Papa Francisco exhortó en un mensaje: “Escuchemos el grito de las víctimas y de los que sufren. Dejemos que nos enseñen una lección de humanidad. Cambiemos nuestro modo de vida, la política, las opciones económicas, las conductas y actitudes de superioridad cultural. Aprendiendo de las víctimas y de los que sufren, seremos capaces de construir un mundo más humano».

En el primer día de la cumbre, el Cardenal Luis Antonio Tagle de Manila dirigió unas palabras en la Sesión Especial sobre la Participación Religiosa.

“Nosotros en Caritas estamos convencidos que una parte esencial de la asistencia humanitaria es involucrar a las personas en su propio desarrollo y creer en su capacidad de reconstruir sus vidas y la sociedad. Sin embargo, no podemos alcanzar esto a través de un mismo enfoque para todos”, afirmó.

“La cooperación internacional general debe permitir a las organizaciones locales dirigir las respuestas humanitarias utilizando sus capacidades, incluyendo la sabiduría de la compasión y la reconciliación proveniente de las tradiciones religiosas”.

Líderes religiosos en el encuentro de la Cumbre Mundial Humanitaria en Estambul. Fotografía: Patrick Nicholson/Caritas

Líderes religiosos en el encuentro de la Cumbre Mundial Humanitaria en Estambul. Fotografía: Patrick Nicholson/Caritas

Peter Konteh dijo que la respuesta al ébola resalta por qué el sistema actual necesita una reforma y por qué los líderes religiosos y las organizaciones de inspiración religiosa necesitan un mayor rol.

“Cuando apareció el ébola en Sierra Leona, las personas no entendían. Ellos pensaban que se trataba de hechicería y no aceptaban asesoramiento médico. Habían perdido la fe en los gobiernos y en los hospitales”, agregó.

»En Sierra Leona, el brote comenzó lenta y silenciosamente, aumentando gradualmente hasta la explosión de casos a finales de mayo y principios de junio en 2014. Los casos luego aumentaron de manera exponencial.

«Los líderes cristianos y musulmanes se reunieron para sensibilizar a la gente. Los líderes religiosos encontraron una forma de explicar la epidemia. Debido a su papel en las comunidades, fueron escuchados. Estamos presentes en cada pueblo, entonces tuvimos la presencia local para poder llegar a ellos».

«En algo así como entierros, era difícil aceptar que la gente no pudiera estar presente o no pudiera tocar los cuerpos. Los líderes religiosos fueron capaces de superar eso explicando que estarían presentes en los entierros y ello ofreció un poco de consuelo», dijo.

«¿Cómo se le explica a una madre que no toque a un esposo o a un niño enfermo? Yo me enfrenté a la misma situación. Me llamaron a una casa donde habían muerto la madre y el padre. Había una niña de 4 años de edad entre ellos, extendiendo sus manos por ayuda. No pudimos tocarlas. Podíamos simplemente lanzarle comida como si fuera una clase de animal. Llamamos a una ambulancia, pero tardó 48 horas en llegar. Para ese momento, ella estaba muerta. Tengo que vivir con ese dolor y esa culpa por el resto de mi vida de que yo podía haber hecho más».

La crisis inmediata del ébola ha terminado, pero la gente todavía está sufriendo por problemas de salud. Caritas está apoyando a las clínicas que continúan dando un tratamiento médico para ayudar a las personas estigmatizadas a reintegrarse en sus comunidades y sigue trabajando con un gran número de huérfanos.

Las organizaciones de inspiración religiosa tales como Caritas están asumiendo compromisos en Estambul, incluyendo el apoyo y el aseguramiento de la participación de líderes religiosos y el trabajo interreligioso.

«Algunos líderes religiosos estaban lanzando los mensajes equivocados – que el ébola era un castigo por el pecado,» mencionó el Padre Peter Konteh. «Tuvimos que trabajar con líderes cristianos y musulmanes para contrarrestar ese mensaje y dar el asesoramiento médico adecuado. El aunar esfuerzos entre líderes cristianos y musulmanes fue un símbolo de unidad. Un símbolo de que hay un solo Dios».

«La Cumbre Mundial Humanitaria ha sido una maravillosa expresión de solidaridad con los necesitados. Su éxito depende en gran medida de los resultados que se están aplicando. La acción y las palabras tienen que ir de la mano».»

Donar


Por favor, haga una generosa donación a Caritas. Su ayuda hace posible nuestro

Pray

Caritas brought together a collection of prayers and reflections for you to use.

Ser Voluntario

La contribución de los voluntarios es fundamental. Descubra cómo puede ser uno de ellos.