Se vislumbra una crisis humanitaria mientras la batalla se agudiza en Irak

200.000 habitantes de Mosul podrían huir en las próximas semanas.

200.000 habitantes de Mosul podrían huir en las próximas semanas. Se han instalado lugares de acogida, pero aumentan los temores de que las provisiones no serán suficientes. Foto: Chris de Bode/Cordaid.

Caritas se está preparando para una ola de personas que huirán de la ciudad iraquí de Mosul mientras las fuerzas iraquíes, kurdas y de coalición combaten para recuperarla del Estado Islámico (ISIS). Entre 1,2 y 1,5 millones de personas se podrían ver afectadas y 200.000 podrían huir en las primeras semanas. Aunque la temperatura es de unos 20° por la noche, en los próximos meses bajará. «Necesitarán albergue, comida, atención médica, agua limpia y saneamiento, además de otro tipo de ayuda como colchas y utensilios de cocina», dijo Nabil Nissan, Director de Caritas Irak.

Caritas Irak y la organización Caritas estadounidense Catholic Relief Services (CRS) trabajan en cooperación con más de 300 empleados y voluntarios, con apoyo de organizaciones Caritas de todo el mundo.  Se ha preparado a 120 empleados en el norte y en el sur para ayudar a la gente que huye de Mosul. «Caritas ha capacitado al personal con buena experiencia, que además cuenta con el apoyo de voluntarios con amplios conocimientos de la labor de emergencia», dijo Nabil Nissan.

Los organismos de socorro han creado lugares de emergencia para alojar a la gente y se están preparando las provisiones. Crecen los temores de que, debido al déficit en la financiación, no haya suficiente ayuda disponible. Eso podría resultar en un desastre humanitario. «La situación no es clara, pero los indicadores muestran que será difícil contener la crisis humanitaria», dijo Nabil Nissan.

Hasta ahora se ha ayudado a un cuarto de millón de personas

Desde enero de 2014, la violencia en el norte y el centro de Irak ha causado devastación y un desplazamiento masivo.  El año pasado, más de 7.500 fueron asesinadas y 3,3 millones huyeron a otras partes del país. Más del 80% de los desplazados viven fuera de los campamentos organizados, con familias de acogida o en viviendas improvisadas o a medio construir. En total, casi 10 millones de personas en Irak necesitan ayuda humanitaria.

Caritas ha apoyado a más de 250.000 desplazados desde que Mosul cayera en manos de ISIS en 2014 proporcionando albergue, agua y saneamiento, así como suministros básicos, educación, dinero en efectivo, apoyo psicosocial, espacios acogedores para los niños. La labor continúa.

Los miembros de Caritas han apoyado escuelas formales a través de formación de profesores, materiales pedagógicos, construcción de aulas y remodelaciones para brindar apoyo psicosocial y aprendizaje de calidad para más de 4.000 niños. Gracias a los centros de apoyo a la infancia operados por Caritas, miles de niños iraquíes se pueden relajar y jugar en un lugar seguro.

Cuando Fallujah fue recuperada de las manos de ISIS, en junio de 2016, CRS y Caritas Irak les distribuyeron baterías de cocina, artículos de higiene y enfriadores a más de 11.000 personas.  Con CRS, Caritas Irak pronto concluirá 90 albergues provisionales para 500 personas altamente vulnerables y 18 centros comunitarios de saneamiento.

La Paz en Irak es posible

Si ISIS pierde Mosul, el Director de Caritas Irak dice que se tendrá que emprender la labor de construcción de la paz para “evitar la venganza, crear un concepto de ciudadanía, evitar el cambio demográfico en el área y promover la igualdad en la gestión de la ciudad en el futuro». La mitad de la minoría cristiana que huyó en 2014 dice que volverá si la seguridad lo permite.

El Patriarca Louis Raphal Sako de la Iglesia caldea hizo un llamado a todos los iraquíes a que eviten «las acusaciones e inculpar» y «renuncien a intereses personales y de facciones».  Dijo que la «instauración de una democracia auténtica y civil» es la única forma en que el país se recuperará.

Oración de Caritas Irak para el pueblo de Mosul

¡Oh, Señor! ¡Oh, Dios! Mi salvación y luz de mi vida… día tras día me revelas Tu amor, Tu grandeza y Tu interés y preocupación por mí.

En un pasado distante la oscuridad envolvía nuestros pueblos y aldeas… La destrucción era total y la muerte estaba cada vez más cerca…
Todo avanzaba hacia un final… mas sentí Tu presencia en medio de toda la destrucción…

Te vi llevando en tus brazos a niños, mujeres y ancianos; atravesando el mar de pecado, violencia y persecución, llevándolos a la playa de paz y tranquilidad.

Ese día lloramos mucho, lo habíamos perdido todo, pero Tu amor estaba en nosotros, nos impulsaba a seguir adelante, nos daba esperanza de volver…

Volver, no a la tierra y los hogares, sino a los seres humanos, a la relación con otros y la vida con otros.
Qué hermoso es, Oh Señor, liberar al hombre del mal del arrogante y el autoritario, qué hermoso es que personas diferentes vivan juntas.

Tu voz sigue vibrando en mis oídos, mi Dios, escucho tu susurro… Te amo.

Hoy te pido, Padre Celestial, por los niños de mí país… las tiendas de campaña siguen repletas de gente y el invierno llama a la puerta.

Sigue habiendo niños aterrados y mujeres temerosas, y hombres con los ancianos que están confusos, que no saben a quién recurrir.
Por cada uno de los asediados, te pido mi Dios que te apiades de ellos y que tengas misericordia por todos nosotros.

Tengo miedo… temor de que Tu palabra no encuentre un oído que escuche y un corazón misericordioso.

Tengo temor hasta de mí mismo… confundido, debatiéndome entre el júbilo de los desplazados al retornar y la tristeza de los asediados por tener que desplazarse…

Lo dejo todo en Tus manos, porque estoy seguro de que Tu, mi Dios, eres el Dios de todos… incluso de los malos, sé que los amas y sé cuánto quisieras su arrepentimiento.

Te pido, Oh Señor, antes de irme a dormir, que enciendas la llama de Tu amor en los corazones de los atemorizados, que nos libres de los malvados y del orgullo del espíritu de derramamiento de sangre/matanza y destrucción. Cultiva en los corazones de los gobernantes el espíritu de responsabilidad y preocupación por otros, fortalece los corazones de las madres, llena los ojos de los niños con la luz de Tu rostro…

Dormiré… Estoy seguro de que mañana brillará el sol… La Luz de tu hermoso rostro, ¡Oh mi Dios!

Amén.

Descargue la oración en inglés y árabe

Donar


Por favor, haga una generosa donación a Caritas. Su ayuda hace posible nuestro

Oración


Caritas ha recopilado un conjunto de oraciones para su uso.

Ser Voluntario

La contribución de los voluntarios es fundamental. Descubra cómo puede ser uno de ellos.