La conferencia de la ONU sobre reducción de riesgos de desastres debe poner a la gente primero

Caritas dice que el importante foro de la ONU en Cancún, México, sobre cómo proteger mejor a la gente contra futuros desastres debe poner primero a las comunidades locales.  Leer declaración oral de Caritas.

Más de 5.000 delegados de gobiernos, organismos de socorro y el sector privado se reunirán en la conferencia de la Plataforma Mundial para la Reducción de Riesgos de Desastres que se realizará del 24 al 26 de mayo en Cancún.

El foro sigue los pasos del Marco de Sendai de 2015. En ese entonces, los gobiernos acordaron reducir sustancialmente las muertes y las pérdidas económicas resultantes de los desastres para 2030.

El aumento en los niveles del mar ha reducido el litoral de la península de Omoa, Cortés, en Honduras. Foto de Martin Calix/Trócaire

El aumento en los niveles del mar ha reducido el litoral de la península de Omoa, Cortés, en Honduras. Foto de Martin Calix/Trócaire

Alrededor de 11.000 personas murieron en 2016 como resultado de desastres naturales y desastres provocados por el hombre. Este año ha habido algunas de las crisis humanitarias más graves en 50 años.

Se pronostica hambruna en Somalia, Sudán del Sur, Yemen y Nigeria. Más de 11 millones de sirios han sido forzados a abandonar sus hogares debido al conflicto. La desnutrición amenaza a Venezuela, que una vez fuera el país más rico de Latinoamérica.

Expertos de Caritas de Estados Unidos, Suiza, India, México, las Filipinas, Guatemala, Kenia, Uganda, Alemania y Chile asistirán a la reunión en Cancún. Caritas considera que, para la implementación eficaz del Marco de Sendai, es fundamental un enfoque centrado en las personas y en los derechos humanos.

“Los desastres naturales no se pueden evitar por completo, pero siempre hay formas de evitar la pérdida de vidas reforzando la preparación y la resiliencia de países y comunidades locales”, dijo Irene Broz de Caritas Internationalis.

Trócaire (Caritas en Irlanda) junto con contrapartes locales ha implementado planes contra desastres en las comunidades que se enfrenta a la amenaza de inundaciones.

Trócaire (Caritas en Irlanda) junto con contrapartes locales ha implementado planes contra desastres en las comunidades que se enfrenta a la amenaza de inundaciones. Foto de Martin Calix/Trócaire

La rendición de cuentas a las personas afectadas y la participación de las comunidades locales en la planificación para el futuro son fundamentales para reducir la pérdida de vidas y el impacto económico de los desastres.

“El conocimiento, la cultura y la pericia locales se deben valorar y priorizar en el diseño, implementación y monitorización de las estrategias de reducción de riesgos de desastres”, dijo Irene Broz. “Tenemos que invertir más en resiliencia a través la cooperación con el sector privado”.

La ley internacional de derechos humanos puede tener un papel fundamental para prevenir y reducir el impacto de los desastres, dice Caritas. “Un enfoque con base en los derechos humanos asegura la protección de grupos vulnerables expuestos al impacto de amenazas naturales o causadas por el hombre”, dijo Irene Broz.  El pleno disfrute de derechos humanos, como el derecho a la vivienda y a un entorno saludable, lleva a una reducción de desastres más eficaz.

Contacto: Anastacio Agustín Casimiro en Cancún pscaritasmexicana@ceps.org.mx +5215548961996