Caritas ayuda a los supervivientes de la avalancha de lodo en Sierra Leona

«Mientras el convoy de cadáveres se movía por las calles de Freetown, toda la ciudad lloraba».

El director de Caritas Sierra Leona, Edward John Bull, envió una petición de oraciones y ayuda material, tras las grandes inundaciones, con avalancha de lodo, que afectaron a la capital de Sierra Leona, el pasado 14 de agosto. Casi 500 personas murieron en el doble desastre, incluyendo más de un centenar de niños y otros 600 desaparecidos, presuntos muertos. Se estima que unas 20.000 personas han tenido que desplazarse y un cuarto de ellas son niños.

Miles de hogares se ven afectados de la avalancha de lodo en la capital de Sierra Leona.

«Hoy nos asombramos ante el alto coste humano y el impacto humanitario que han causado las recientes inundaciones y la avalancha de lodo», afirmó el director de Caritas Sierra Leona, en un mensaje dirigido a toda la confederación, al ser testigo del funeral nacional de 300 de las víctimas.

«Hay miles de hogares afectados que necesitan alimentos, ropa, medicamentos, camas, tiendas de campaña, artículos para el hogar, agua y saneamiento, refugio y apoyo psicosocial».

La Caritas nacional y la de Freetown fueron de las primeras agencias a responder a la emergencia, cuando las lluvias torrenciales echaron abajo el Monte Sugar Loaf, a una velocidad tremenda. Eran las 2:00h de la mañana del pasado 14 de agosto. Las inundaciones derrumbaron una colina de la localidad de Regent, a unos 15 km. de Freetown, empujando una enorme masa de lodo y piedras hacia la ladera, destruyendo casas y tragándose a familias enteras, mientras dormían en sus camas.

«La situación es terrible en el terreno», afirma Kayode Akintola, Representante de CAFOD, cuya oficina está a sólo pocos minutos de la zona afectada: «Hay cadáveres en el agua y por las calles».

Los miembros de Caritas actuaron inmediatamente con un dispensario móvil, distribuyendo ropa, registrando a los supervivientes y distribuyendo comida. Caritas Freetown mantiene existencias de arroz en sus almacenes, que se pusieron inmediatamente a disposición de los damnificados. Unos 500 voluntarios se pusieron a trabajar para ayudar a las comunidades devastadas.

Otros cuatro miembros de CI, junto a Caritas Sierra Leona, formaron parte de la primera fase de la respuesta rápida (en noventa días), actualmente en marcha, dividiendo las responsabilidades básicas entre ellos, para ayudar a los damnificados, traumatizados.

Comida caliente y asistencia médica

Con miles de personas sin techo, a causa de las inundaciones y la evacuación, una comida caliente diaria es casi un salvavidas. En los centros de asistencia, establecidos en las zonas afectadas de Culvert-Bomeh y Regent, el personal de Caritas y sus voluntarios están preparando alimentos nutritivos, para unos  3 000 supervivientes. Se presta especial atención a los niños y a las madres lactantes con sus bebés.

La atención médica también es vital, para ayudar a los heridos y detener la propagación de enfermedades como el cólera, la diarrea y la fiebre tifoidea. CORDAID y CAFOD se centran en la prevención, con campañas de información para alertar a la comunidad sobre el peligro de posibles brotes. Mientras tanto, Caritas Freetown administra un dispensario móvil en el terreno, recorriendo los cinco principales pueblos afectados. Hasta la fecha, el dispensario ha ofrecido asistencia a unos 1 382 pacientes y ha facilitado medicamentos gratuitos a quienes no podían pagarlos.

CRS junto con CAFOD apoyaron inicialmente a los voluntarios que estaban ayudando a enterrar a los muertos. Así mismo, distribuyeron agua, comida y ropa de cama a los damnificados. Ahora CRS y el Consejo Interreligioso de Sierra Leona están trabajando para reasentar temporalmente a los sin techo, con familias de acogida de la comunidad local.

Trócaire se está centrando en la protección de género y está distribuyendo ‘kits de dignidad’ que incluyen productos básicos para la higiene, como jabón, toallas, cepillos de dientes, compresas y pañales, ropa interior, así como utensilios para el hogar. Uno de los empleados de Trócaire en Freetown, Al Haji Jalloh, es oriundo de una de las comunidades afectadas por el desastre y perdió allí a 15 miembros de su familia. Caritas le ofreció a él y a su familia nuestro pésame y oraciones.

 Sierra Leona volverá a levantarse

«Primero tuvimos una terrible guerra civil, luego llegó el cólera y, poco después, ocurrió el gran desastre del Ébola. Y, mientras nos estamos recuperando de todo eso, tenemos que hacer frente ahora a las consecuencias de un desastre natural de los peores. Necesitamos sus oraciones por encima de todo, pero nuestra fe es fuerte en la redención de Jesús, que sufrió y murió por nosotros. Somos un pueblo de Pascua de Resurrección. Un día Sierra Leona se levantará de nuevo», asegura Edward John Bull.

Donar


Por favor, haga una generosa donación a Caritas. Su ayuda hace posible nuestro

Pray

Caritas brought together a collection of prayers and reflections for you to use.

Ser Voluntario

La contribución de los voluntarios es fundamental. Descubra cómo puede ser uno de ellos.