Mujeres líderes de Caritas

Día Internacional de la Mujer, 8 de marzo de 2018

Seis líderes católicas. Seis altos cargos en Caritas.

En el Día Internacional de la Mujer, este 8 de marzo, seis mujeres líderes de Caritas de todo el mundo hablarán acerca de hacer presión para que se avancen los derechos de la mujer y cambiar el equilibrio de poder.

Desde formar a mujeres para proteger los preciados hábitats en Oceanía, hasta ayudar a mujeres migrantes en Argelia, las mujeres en toda Caritas están liderando el camino hacia un mundo más equitativo.

 

Marina Almeida,
Caritas Cabo Verde

Larissa Franz,
Caritas Finlandia

Sihem S. Djermane,
Caritas Argelia

Hermana Emma Lee,
Caritas Taiwán

Josephine Stowers Fiu,
Caritas Samoa

Cristina dos Anjos, Caritas Brasil

Marina Almeida
Secretaria general de Caritas Cabo Verde

“Es una cuestión de justicia”

He sido secretaria general de Caritas Caboverdiana durante 21 años.

Lo que me encanta de mi trabajo es enfrentar desafíos. Obtengo energía y motivación al transformar estructuras y el statu quo en nombre de los necesitados. No conformándome con las situaciones.

¿Qué es lo que más la inspira de la idea de un Foro de Mujeres de Caritas? 

Que el foro debería ofrecer un espacio para la reflexión, para generar ideas en torno a acciones que puedan cambiar el «orden establecido» en los intereses del equilibrio y la igualdad.

Debe llevar a una mayor participación de mujeres en puestos directivos a todos los niveles de Caritas: internacional, nacional, diocesano y parroquial. 

¿Cree Ud. que hay necesidad de que haya más mujeres en puestos directivos en su organización Caritas y, de ser así, cómo se puede avanzar? ¿Qué diferencia haría eso en su trabajo y para las personas a quienes servimos? 

Nuestra Caritas es inusual en cuanto a que la mayoría somos mujeres. Esto ha sido una opción específica de nuestros obispos desde nuestra fundación. Nos hacen falta hombres en las estructuras de toma de decisiones, especialmente a nivel nacional y diocesano. De hecho, aquí en Cabo Verde tenemos que trabajar para que haya una mayor participación de hombres. 

¿Cree Ud. que hemos llegado a un cambio cultural en el tema de la igualdad entre mujeres y hombres?



Yo he estado siguiendo los movimientos a nivel nacional, a nivel internacional y en la Iglesia. Ya no podemos seguir viendo la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres simplemente como una cuestión cultural. Es una cuestión de justicia. Debemos trabajar para cambiar las mentalidades y establecer un equilibrio entre hombres y mujeres con base en la igualdad.

Larissa Franz
Secretaria general de Caritas Finlandia

“Juntas somos más fuertes.

He sido secretaria general de Caritas Finlandia desde 2016. Caritas siempre ha sido parte de mi vida adulta. Primero me uní a Caritas como voluntaria, luego trabajé en proyectos, pasé a formar parte de la junta y finalmente asumí mi puesto actual como secretaria general.

¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

Mi motivación es trabajar por la justicia social, hacer todo lo que pueda para trabajar para la gente y ser su voz.

¿Qué es lo que más la inspira de la idea de un Foro de Mujeres de Caritas? 

El propósito de este foro es unir las voces de las mujeres. Y juntas somos más fuertes.

¿Cree Ud. que hay necesidad de que haya más mujeres en puestos directivos en su Caritas y, de ser así, cómo se puede avanzar? ¿Qué diferencia haría eso en su trabajo y para las personas a quienes servimos?

Mi sueño es ver un programa de liderazgo para mujeres dentro de Caritas, que les enseñe a las niñas y a las mujeres valores de liderazgo para que, a su vez, ellas puedan convertirse en líderes en Caritas y en la sociedad.

¿Cree Ud. que hemos llegado a un momento de cambio cultural en el tema de la igualdad entre mujeres y hombres?



Viniendo de un contexto noreuropeo y nórdico, veo muchísimas formas en que las mujeres están asumiendo responsabilidades. Aún persisten modelos de conducta antiguos, pero se ha avanzado de muchas formas.

Yo misma tengo tres hijos y soy una madre trabajadora. Esto es posible gracias al apoyo de nuestra sociedad: oportunidades para estudiar, para el cuidado de los niños y un buen sistema escolar, y gracias al apoyo de mi esposo. Necesitamos el apoyo de la sociedad para que las familias puedan ser fuertes. 

Sihem Sindt Djermane,
Asesora para Caritas Argelia

«La mujer siempre ha estado al centro del trabajo realizado por Caritas Argelia»

Soy experta en estrategia de desarrollo para organizaciones sociales y humanitarias. He estado ayudando a Caritas Argelia en el desarrollo institucional y el desarrollo de proyectos durante casi tres años.

Lo que me encanta de mi trabajo es el aspecto humano de la transición y el cambio institucional. Uno tiene que tomar en cuenta los diferentes calendarios y problemas que entran en juego.

¿Qué es lo que más la inspira de la idea de un Foro de Mujeres de Caritas?

El desarrollo integral del ser humano. Este es un asunto esencial de nuestro tiempo. Para mí es absolutamente relevante repensar la posición y el papel de la mujer en la red mundial Caritas.

¿Cree Ud. que hay necesidad de que haya más mujeres en puestos directivos en su organización Caritas?

En Caritas Argelia, los puestos de responsabilidad los ocupan hombres y mujeres por igual. Noventa por ciento del personal de nuestra Caritas nacional son mujeres. La coordinación nacional está a cargo de una mujer y la tesorería la ocupa una mujer. Entre las cuatro Caritas diocesanas hay tres directores y una directora. El equipo operativo está compuesto mayoritariamente de mujeres.

Por otra parte, el Consejo Nacional, que es el órgano de toma de decisiones políticas y estratégicas, está integrado exclusivamente por hombres, ya que lo forman obispos, sus vicarios generales y el secretario general de Caritas Argelia. La única excepción es el puesto de oficial de apoyo para el desarrollo estratégico de Caritas Argelia (que soy yo).

¿Hemos llegado a un momento de cambio cultural en el tema de la igualdad entre mujeres y hombres?



Creo que los cambios sociales y ambientales son innegables. Esto inevitablemente tiene un impacto constante en los cambiantes papeles de mujeres y hombres en nuestras sociedades. El calendario de cambio difiere dependiendo de los contextos culturales y ambientales del país o región, pero es inevitable.

¿Hay alguna historia humana sobre la lucha de Caritas contra la injusticia hacia las mujeres en todo el mundo que haya tenido un impacto perdurable en usted?



Desde 1962, la mujer siempre ha estado al centro del trabajo realizado por Caritas Argelia. Como mujer en Argelia siempre es más difícil ejercer nuestros derechos, pero cuando se es mujer, una cristiana del África Subsahariana, sin documentos de identidad y embarazada de seis meses, es casi imposible. El equipo de Caritas Argelia ayudó a una mujer en esa circunstancia a recuperar su humanidad perdida tras haber sido víctima de una violación colectiva mientras cruzaba el desierto. Se le cuidó, se le reconfortó y un equipo médico la acompañó durante el embarazo. Tres meses después dio a luz a una niña.

Hermana Emma Lee, Directora de Caritas Taiwán

Podemos ver que su autoestima mejora, lo cual es muy gratificante.

He trabajado en Caritas durante 30 años.

Me encanta trabajar con los pobres, para los pobres. En mi trabajo, me inspiro en San Vicente de Paúl y para mí, la mejor parte de mi servicio a la gente es ver a alguien a quien se le ha devuelto su dignidad. 


¿Qué es lo que la inspira del Foro de Mujeres de Caritas?

Creo que alentará a más mujeres a implicarse en la obra de la Iglesia.

¿Qué diferencia haría tener más mujeres en puestos directivos, en su trabajo y para las personas a quienes servimos?

Creo que las mujeres tienen más potencial que se puede aprovechar. Las mujeres tienen fortalezas particulares únicas para hacer una diferencia en la vida de la gente.

¿Hay alguna historia humana sobre la lucha de Caritas contra la injusticia hacia las mujeres que nos pueda contar?

Caritas Taiwán ha trabajado incansablemente en la defensa de los derechos de las trabajadoras migrantes aquí. Una de las historias de éxito de nuestra labor de incidencia ha sido lograr que se cambiara la ley sobre servicio doméstico en Taiwán. La nueva ley les otorga protección a las trabajadoras domésticas en cuanto a su horario laboral, sus días libres y el nivel de salario mínimo.

Aquí, cincuenta por ciento de los trabajadores domésticos son mujeres y treinta por ciento está trabajando en el sector de servicios como cuidadoras y empleadas domésticas. Organizamos clases de idioma para ayudarlas a integrarse a nuestra cultura y a nuestras familias.

También enviamos voluntarios a trabajar con mujeres en un programa de salud pública que ayuda a las mujeres a recuperar su dignidad y mejorar su educación. Podemos ver que su autoestima mejora, lo cual es muy gratificante.

Josephine Stowers Fiu
Voluntaria, Caritas Samoa

«Gracias a las campañas que se han hecho el movimiento para el empoderamiento de la mujer ha cobrado fuerza»

«Hacer campaña ha tenido como resultado que las mujeres se vuelvan jefes. Este es un verdadero logro».

Yo me uní a Caritas Samoa hace menos de un año, tras 15 años de trabajar como abogada en derecho de recursos naturales y medioambiente. Estuve 12 años muy gratificantes en el gobierno, los cuales me permitieron avanzar asuntos relativos al medioambiente y el cambio climático, así como de justicia social y desarrollo comunitario.

Me siento muy emocionada de poder ofrecer mi experiencia para ejercer presión a favor del progreso y concienciar sobre temas de mujeres en la región de Oceanía.

¿Qué es lo que encanta de su trabajo?

Una cosa que amo de mi trabajo es ver la perspectiva positiva que las comunidades tienen en lo que respecta a sus propios recursos naturales. Realmente aprecian el aprender y compartir conocimientos, y siempre están buscando nuevas formas de proteger sus derechos a esos recursos y convertirse en mejores custodios de su medioambiente. Este es particularmente cierto en el caso de las mujeres, que realmente son el cimiento de sus hogares.

¿Qué es lo que más la inspira de la idea de un Foro de Mujeres de Caritas?

Creo que esta podría ser una gran plataforma para promover asuntos relativos a las mujeres y generar más apoyo para iniciativas que ayudan a las mujeres a movilizar sus recursos. Podría incentivar programas que ya están en marcha para las comunidades locales.

Asimismo, podría ofrecer más oportunidades para empoderar a niñas y mujeres para que sean más activas en funciones de liderazgo en todas las facetas de la sociedad, ya sea en política, en el trabajo o en la comunidad.

¿Qué diferencia haría en su lugar de trabajo y para las personas a quienes servimos que hubiera más mujeres en puestos directivos?

Caritas Samoa está dirigida por una mujer (Monica Sio), al igual que Caritas Nueva Zelanda (Jualianne Hickey). No creo que la presencia de más mujeres en Caritas haría una diferencia para las personas a quienes servimos, porque mientras Caritas promueve lo que el Papa Francisco llama «un firme compromiso a resolver los problemas de la sociedad», creo que el género no es un problema.

¿Cree Ud. que hemos llegado a un momento de cambio cultural en el tema de la igualdad entre mujeres y hombres?

En lo personal, no creo que la cuestión de la igualdad entre hombres y mujeres haya provocado un cambio cultural en nuestra región de Oceanía. En todo caso, ha promovido mayor concienciación y comprensión, así como aprecio de los diferentes papeles de la mujer en general. La única área en la que aún estamos rezagados aquí es en la participación política de la mujer.

¿Ha visto progresos en la promoción de la mujer?

En Samoa, la costumbre es que para poder postularse para un puesto en política uno tiene que ser un jefe o cacique. La mayoría de los jefes son hombres, por lo que en nuestra región hay muy poca participación de mujeres en la política. Sin embargo, en años recientes, gracias a las campañas que se han hecho el movimiento para el empoderamiento de la mujer ha cobrado fuerza y las mujeres se están convirtiendo en jefes y miembros del parlamento. Este es un verdadero logro.

Cristina dos Anjos
Asesora Técnica Nacional, Caritas Brasil

“Es fundamental que este proceso continúe y no permitir que dé marcha atrás.»

He estado en Caritas durante 28 años.

¿Qué es lo que encanta de su trabajo?

Me encanta la oportunidad que Caritas me da para integrar la espiritualidad con la acción social. Esto significa que podemos darle una dimensión pastoral al trabajo que hacemos.

¿Qué es lo que más la inspira de la idea de un Foro de Mujeres de Caritas?

El Foro le da a Caritas Internationalis tiempo para dialogar sobre la importancia de la mujer, su contribución específica y el puesto que la mujer tiene en la red.

¿Cree Ud. que hay necesidad de que haya más mujeres en puestos directivos en su organización Caritas?

Aquí en Caritas Brasil ha habido una presencia significativa de mujeres en puestos directivos y de toma decisiones en los últimos 18 años. Es fundamental que este proceso continúe y no permitir que dé marcha atrás. Deberíamos seguir reflexionando sobre el tema de igualdad en la red Caritas y asegurar que hombres y mujeres tengan igualdad de oportunidades para la participación.

Esta dinámica podría enriquecer nuestro trabajo y a nuestro personal, y nos permitiría mejorar la calidad de nuestro trabajo con las comunidades a quienes llegamos.

¿Cree Ud. que hemos llegado a un momento de cambio cultural en el tema de la igualdad entre mujeres y hombres?

Creo que ese cambio ha estado ocurriendo paulatinamente durante algún tiempo. Todavía nos quedan muchas luchas por delante. Muchas cosas ya han cambiado, pero queda mucho por hacer.

¿Ha visto progreso para las mujeres durante su propia carrera?

Alrededor del mundo, las mujeres de Caritas se están esforzando por estar en la línea de frente de la lucha para mejorar las condiciones de vida para todos.

Es por eso que es importante y necesario que nuestra Confederación siga enfocándose en hacer que se escuche la voz de la mujer en los procesos de toma de decisiones, tanto local como mundialmente.