Llamamiento para ayudar a los supervivientes del tifón en las Filipinas

Jessie no puede evitar ver los escombros que quedan de lo que fuera su casa. Fue destruida por el tifón Mangkhut, que arrasó las Filipinas a principios de este mes. Más de 1,5 millones de personas fueron afectadas.

«Me sentí muy mal al tener que limpiar los escombros de nuestra casa», dijo el albañil de 50 años, habitante de la ciudad de Baguio. «Esto no es lo que yo hago. Yo construyo casas. No las derribo».

Jesse from the Philippines says, "I construct houses. I don't put them down."

Jessie de Filipinas dice: «Yo construyo casas. No las derribo».

El tifón Mangkhut azotó las Filipinas el 15 de septiembre, con vientos de hasta 225 Km/h. Cobró más de 80 vidas, provocando desprendimientos de tierras, inundaciones repentinas y la destrucción de viviendas, infraestructura y cultivos.

Haga una donación para el llamamiento de Caritas para ayudar a las víctimas del tifón en las Filipinas

La tormenta, conocida localmente como tifón Ompong, provocó daños principalmente en el norte de Luzón y en partes del centro y sur de Luzón, una de las principales islas de las Filipinas. En esta área, marejadas ciclónicas de hasta seis metros de altura sumergieron las zonas costeras.

¿Cómo está Caritas ayudando a los supervivientes del tifón en las Filipinas?

Caritas, trabajando con el gobierno y otras organizaciones humanitarias, ya había hecho amplios preparativos antes de que el tifón tocara tierra. Establecimos centros de evacuación y preposicionamos kits de emergencia.

El coordinador en jefe de programas de emergencia de Caritas Australia, Richard Forsythe, dijo que la rápida respuesta y la capacitación a largo plazo de las comunidades en materia de preparación contra desastres había ayudado a muchos fueron severamente afectados por el tifón.

The local Caritas team packs the initial relief goods for distribution to families in the evacuation centers in Ilagan, Isabela.

El equipo de la Caritas local embala los suministros de socorro iniciales para distribuirlos entre las familias que se encuentran en centros de evacuación en Ilagan, Isabela.

«Filipinas es un país en donde hay muchos católicos y hay una gran red eclesiástica», dijo Forsythe. «Dado que estamos arraigados en las iglesias locales y somos parte del tejido social de las comunidades, a menudo somos los primeros socorristas y podemos suministrarles alimentos, agua y albergue a los más necesitados».

Caritas ayudó a evaluar los daños provocados por la tormenta desplegando equipos de evaluación rápida y un centro de operaciones. Asimismo, ayudamos a llevar alimentos esenciales, como comida enlatada y arroz, además de kits de higiene.

«Pudimos proveer ayuda alimentaria inmediatamente para 3.000 personas en seis de las diócesis más afectadas», dijo el P. Edwin A. Gariguez, secretario ejecutivo de NASSA/Caritas Filipinas.

Inmediatamente después del desastre, Caritas también estableció un sistema para hacerles transferencias de efectivo a familias afectadas por el desastre mediante proveedores privados de servicios financieros.

Preparación para la tormenta

La red Caritas estuvo en las Filipinas antes y durante el tifón, y ahora está trabajando para ayudar a personas como Jessie, cuyas vidas han sido trastocadas por la tormenta.

De acuerdo con estadísticas del gobierno, el tifón Mangkhut afectó a 388.136 familias, o sea alrededor de 1.633.746 personas, y 32.320 familias siguen en centros de evacuación. El tifón provocó daños en las cosechas valorados en 223 millones de euros, los cultivos más afectados fueron el arroz, el maíz y las verduras.

Aún queda mucha labor humanitaria por hacer debido a que los edificios, los sistemas viales, hídricos, eléctricos y de comunicaciones fueron destruidos.

«Ahora tenemos que suministrarles ayuda más sostenible: vivienda, apoyo para los medios de sustento y suficientes habilidades de preparación para emergencias para responder a futuros desastres», dijo el P. Gariguez.

«Y no estamos hablando únicamente de nuestros centros de acción social, sino de lo que es más importante: la capacidad de nuestras comunidades para recuperarse», añadió.

Muchas de las personas más afectadas provienen de las comunidades más empobrecidas de las Filipinas.

Haga una donación para el llamamiento de Caritas para ayudar a las víctimas del tifón en las Filipinas

Casas destruidas por el tifón Mangkhut

Yolanda,40, residente de Bantaway, San Vicente, Ilocos Sur, vivía con su familia en una vivienda improvisada antes de la llegada de la tormenta.

«Acabamos de volver a montar nuestra vivienda porque el tifón Mangkhut arrasó con ella. Digo ‘volver a montar’ porque no tenemos nada para construir una casa», dijo.

"<yoastmark

Hablando con trabajadores de Caritas que estaban haciendo una evaluación de las necesidades de ayuda en el área tras la tormenta, Yolanda señaló su vivienda improvisada y dijo: «Todo esto está hecho con materiales descartados, al igual que la casa que teníamos anteriormente».

Yolanda, su esposo y sus cuatro hijos vivieron en su antigua casa durante cuatro años, hasta que llegó el tifón. «Somos los únicos pobladores informales en nuestro barangay (barrio)», dijo.  «El lote de al lado está en venta, pero no tenemos dinero para comprar la tierra. Así que nos las arreglamos con lo que tenemos».

Tierras y medios de sustento destruidos por el tifón

Durante su misión de evaluación, Caritas encontró infinidad de personas necesitadas de ayuda. Uno de ellos, Orland, 37, no solo perdió su casa en la tormenta, también perdió su fuente de ingresos.

Orland lost his home and his only source of income. Photo by: Syrel Espineda/NASSA/Caritas Philippines

Orland perdió su casa y su única fuente de ingresos. Foto: Syrel Espineda/NASSA/Caritas Filipinas

«Tengo que empezar de cero, porque en un par de hora el tifón Mangkhut arrasó con todo lo que era importante para mí», dijo.

Emerita, 31, una agricultora de Caoayan, Ilocos Sur, lamentó los daños que el tifón Mangkhut ocasionó en sus arrozales.  «Antes del tifón esperábamos cosechar al menos seis costales de arroz», dijo. «Pero ahora no estamos seguros de poder rescatar ni siquiera uno».

«Lo más triste es que la tierra no es nuestra», añadió. «Cada vez que cosechamos, como pago por utilizarla, tenemos la obligación de darle un costal al propietario. ¿Ahora qué le vamos a dar?»

Typhoon Mangkhut severely damaged Emerita's rice fields

El tifón Mangkhut ocasionó serios daños a los arrozales de Emerita.

Emerita dijo que ahora su esposo y ella tendrán que ganar dinero adicional para poder mantenerse en los próximos meses. «Apelamos a su misericordia. Por favor, ayúdennos a restaurar nuestros medios de sustento», suplicó.

Para ayudar a Emerita y a otros damnificados por el tifón, Caritas ha lanzado un llamamiento mundial para recaudar fondos para cubrir las necesidades de recuperación temprana de casi 3.000 familias suministrando alimentos, productos no alimentarios, vivienda, ayuda con los medios de sustento y fomento de capacidades.

Por favor, haga una donación ahora

Sin embargo, el interés de Caritas en Filipinas es a largo plazo. «Hemos estado haciendo todo lo posible para influenciar al gobierno y a los organismos de socorro para que integren la respuesta humanitaria a la programación para el desarrollo a largo plazo», dijo el P. Gariguez. «Somos el país del mundo más propenso a desastres».

Donar


Por favor, haga una generosa donación a Caritas. Su ayuda hace posible nuestro

Oración


Caritas ha recopilado un conjunto de oraciones para su uso.

Ser Voluntario

La contribución de los voluntarios es fundamental. Descubra cómo puede ser uno de ellos.