«Un grito para el mundo»: El cardenal Tagle visita los campamentos de refugiados rohingya en Bangladesh

En medio de un campamento de refugiados en Bangladesh, el cardenal Luis Antonio Tagle dijo: «Este campamento es como un grito para todo el mundo, pidiendo una mejor política basada en la compasión y la seguridad».

El presidente de Caritas Internationalis estuvo en Cox’s Bazar, en Bangladesh, los días 3 y 4 de diciembre para ver cómo Caritas está ayudando a proporcionar vivienda, agua, saneamiento e higiene, provisiones básicas y asistencia de protección para personas que han huido de la brutal represión en Myanmar.

Desde agosto de 2017, la violencia generalizada en el estado de Rakhine, en Myanmar, ha provocado la huida de 700.000 rohingya a Bangladesh, elevando la población rohingya allí a casi un millón.

El cardenal Tagle habló con varias familias en el campamento de refugiados Kutupalong, el más grande de los 30 albergues para refugiados en Cox’s Bazar. Visitó puntos de distribución de ayuda, espacios acogedores para niños y casas modelo construidas por Caritas.

«Una cosa es ver informes y leer artículos, otra es venir aquí y ver, escuchar y palpar», dijo el cardenal.

«Parte de mí está muy triste al ver que la humanidad sigue sufriendo de esta forma. ¿Cuándo vamos a aprender las lecciones y cuándo vamos a evitar que vuelvan a ocurrir crisis de esta magnitud? ¿Cómo, como comunidad internacional y como familia humana, podemos volver a los conceptos básicos de dignidad, atención y compasión?», dijo.

Sin embargo, el cardenal Tagle también dijo que su visita le había dado nuevas esperanzas. Caritas Bangladesh ha ayudado a casi 500.000 refugiados rohingya desde que empezó la crisis. Ejemplos de esta ayuda incluyen:

  • 85,000 familias han recibido alimentos,
  • se han plantado 3,5 millones de pastos, 8.000 injertos de bambú y 90.000 plantas,
  • se han distribuido 8.000 kits para mejorar viviendas,
  • se han construido 261 letrinas, 27 pozos entubados profundos y 170 áreas de baño,
  • a través del proyecto Barefoot Counsellor, se han realizado debates comunitarios sobre protección, violencia, trata de seres humanos y violencia de género.
  • se han distribuido estufas se ha reabastecido gas licuado de petróleo para 15.000 hogares.

Haga una donación

«Lo que veo aquí ahora es sufrimiento humano, pero también veo la esperanza que la Confederación Caritas puede darle a la gente», dijo, «con pocos recursos están haciendo todo lo que pueden para reivindicar la dignidad de otros. Caritas Bangladesh, una pequeña Caritas en nuestra familia, está haciendo una labor excelente, pero solo es posible con la colaboración de otras muchas organizaciones Caritas».

El cardenal estuvo acompañado por el arzobispo Moses Costa de Chattogram, el obispo Gervas Rozario de Rajshahi y el presidente de Caritas Bangladesh. Los campamentos se encuentran en la diócesis del arzobispo Costa.

«Cuando llegué, me partió el corazón ver la situación de los refugiados de Myanmar, pero ahora veo que las cosas están mejorando», dijo el arzobispo. «Anhelamos una solución permanente para estas personas que están apátridas y desamparadas. Es nuestra responsabilidad estar con ellos. Queremos que tengan una vida feliz».

El cardenal Tagle ha estado encabezando la campaña mundial Compartiendo el Viaje a favor de refugiados y migrantes. El propósito de la campaña Compartiendo el Viaje es muy sencillo – desarrollar una cultura de encuentro personal con los muchos migrantes forzados, refugiados y desplazados en el mundo, incluyendo las víctimas de la trata de personas, la explotación, nuevas formas de esclavitud», dijo.

«Es por eso por lo que estoy aquí en Bangladesh, para escuchar a las personas que han sido forzadas a dejar su tierra natal. Si lo hacemos, puede que nos demos cuenta de que sus historias son nuestras historias, sus sueños nuestros sueños, su sufrimiento es nuestro sufrimiento. Compartimos un camino común».

El viaje tuvo lugar un año después de la visita del papa Francisco a Bangladesh y Myanmar en la que llevó un mensaje de diálogo y paz.

«Estoy aquí en esta primera semana de Adviento con un pueblo que está a la espera de un futuro», dijo el cardenal Tagle.  «Para nosotros, el Adviento no es esperar por algo, sino por alguien. Jesús, que también nació pobre, que también se convirtió en refugiado, pero que nunca deja de amar. Espero que el mensaje que llega de este campamento nos alentará a todos a no cansarnos nunca de amar».

Donar


Por favor, haga una generosa donación a Caritas. Su ayuda hace posible nuestro

Oración


Caritas ha recopilado un conjunto de oraciones para su uso.

Ser Voluntario

La contribución de los voluntarios es fundamental. Descubra cómo puede ser uno de ellos.