Día de la Tierra 2020

Una reflexión de Aloysius John, secretario general de Caritas Internationalis

Este año es el 50º aniversario del Día Internacional de la Tierra y se ve marcado por dos acontecimientos importantes: la tragedia humana global creada por la infección del coronavirus y el quinto aniversario de Laudato si’.

Es en este contexto, con nuestros corazones y mentes ensombrecidos por las nubes de la desesperación y la incertidumbre, que el Santo Padre, el papa Francisco a través de Laudato si’, nos está ofreciendo una esperanza con la experiencia de la conversión o cambios en nuestros corazones.

La Covid-19 ha sacado a la luz nuestra vulnerabilidad y la fragilidad de nuestra existencia. Este virus ha llevado a nuestro mundo moderno a un parón radical, que será seguido de una recesión económica. Todo ello supondrá un gran desafío a nuestra actitud cultural y ecológica de indiferencia por el sufrimiento de la Madre Tierra.

Este importante «Día de la Tierra» es un recordatorio para promover «la sensibilización por la gravedad de la crisis cultural y ecológica actual que debe traducirse en nuevos usos y costumbres». Esto significa alimentar una cultura de solidaridad, preocupación por el prójimo, responsabilidad y cuidado compasivo, en particular por los más vulnerables.

Antes de la propagación del virus, la comunidad internacional era capaz de demostrar solidaridad y actuar colectivamente. Afirmemos nuestra convicción, en el Día de la Tierra y en vísperas del quinto aniversario de Laudato si’, de poder actuar juntos para proteger a la Madre Tierra, nuestra casa común, y también de manifestar la solidaridad y la fraternidad mundial, fomentando la comunión como una sola familia humana.

Las organizaciones Caritas de todo el mundo están promoviendo activamente la participación de las personas para expresar su atención y cuidados a la Madre Tierra.

Entre ellas, Caritas India ha organizado un seminario vía web con el fin de discutir cómo nuestras vidas interconectadas pueden cambiar para mejor y ayudar a vencer el cambio climático, después de que termine la pandemia de la COVID-19.

Aquí hay una reflexión del Dr. Haridas V.R., encargado del área clima de Caritas India:

La Tierra necesita nuestros cuidados: reflexión de Caritas India, en el Día de la Tierra ante las lecciones aprendidas sobre el clima de la COVID-19

Mientras el mundo celebra el Día de la Tierra, este 22 de abril, Caritas India ha organizado un seminario web para discutir cómo nuestras vidas interconectadas pueden cambiar a mejor y ayudar a vencer el cambio climático, una vez que la pandemia de la COVID-19 haya terminado.

En el 50º aniversario del Día de la Tierra, mientras el miedo y la enfermedad arrasan el mundo, Caritas India está escuchando algunas voces que hablan de sabiduría, generosidad, coraje y esperanza.

Nos preguntamos cómo podría ser el futuro si tomáramos las lecciones que estamos aprendiendo de la pandemia de la COVID-19 y reconstruyéramos un mundo en el que todos pudiéramos prosperar y en el que todos tuviéramos un férreo compromiso de cuidarnos los unos a los otros.

El tema del Día de la Tierra de este año es la acción climática, que es el mayor desafío para el futuro de la humanidad. Dios ha creado este universo de tal manera que asegura la interconexión e interdependencia entre sus creaciones.

Ya es hora de que restablezcamos la ecuación perdida entre los seres vivos y que llevemos a la Tierra enferma y a su ecosistema a su estado de armonía y paz. Si alguna vez existirá un momento, en el que la humanidad pueda reconocer finalmente que pertenecemos a una misma familia interconectada en la Tierra, es éste.

Cuando la COVID-19 haya quedado finalmente atrás, en lugar de volver a la vida normal, tenemos que aferrarnos a las lecciones que estamos aprendiendo actualmente y a utilizarlas para luchar contra el cambio climático.

A continuación, presentamos seis lecciones que la pandemia del coronavirus puede enseñarnos sobre nuestra respuesta al cambio climático.

    1. La ciencia es importante – Podemos salvar vidas financiando, accediendo y comprendiendo la mejor ciencia disponible. La ciencia sobre el cambio climático ha sido clara durante décadas, pero no hemos logrado comunicar el peligro para la población, lo que nos ha llevado a una acción lenta y a una negación generalizada de los hechos.
    2. La forma en que tratamos a la naturaleza afecta a nuestro bienestar – La pérdida de hábitat y de biodiversidad crea condiciones para que nuevos virus y enfermedades letales, como la COVID-19, se propaguen en las comunidades humanas. Y si seguimos destruyendo nuestras tierras, también agotaremos nuestros recursos y dañaremos nuestros sistemas agrícolas.
    3. Cuanto antes nos movilicemos para la acción, menor sufrimiento habrá – Una acción rápida y drástica puede aplanar la curva para los coronavirus y liberar recursos sanitarios, reduciendo las tasas de mortalidad. Del mismo modo, una acción drástica sobre el cambio climático podría reducir la escasez de alimentos y agua, las catástrofes naturales y la subida del nivel del mar, protegiendo a innumerables personas y comunidades.
    4. Tenemos la capacidad de hacer cambios drásticos muy rápidamente – Si estamos lo suficientemente motivados, podemos cambiar nuestra vida de antes del coronavirus y ayudarnos mutuamente. En todo el mundo, hay personas sanas que están cambiando su estilo de vida para proteger a las personas más vulnerables de sus comunidades. Una dedicación semejante al cambio climático podría transformar nuestro consumo de energía inmediatamente. Todos nosotros podemos marcar la diferencia y desempeñar un papel importante en la solución.
    5. Todos somos vulnerables ante una crisis, aunque de manera desigual – Aquellos con vulnerabilidades sociales, económicas o físicas subyacentes serán los que más sufran. Una sociedad agobiada por la desigualdad social y económica tiene más probabilidades de desmoronarse ante una crisis. También debemos reconocer que las industrias y las personas que se benefician de una situación injusta tratarán de interrumpir la transformación social que requiere la crisis.
    6. Aferrarnos a una visión de la Tierra justa, pacífica y sostenible, nos dará fuerza para el futuro – El Día Internacional de la Tierra 2020 se recordará como un momento en que la humanidad se tambaleaba por una pandemia. Pero rezamos para que este año también sea recordado como un tiempo en el que todos nos vimos repentinamente obligados a dejar lo que estábamos haciendo, para prestarnos atención los unos a los otros y adoptar medidas.

Donar


Por favor, haga una generosa donación a Caritas. Su ayuda hace posible nuestro

Pray

Caritas brought together a collection of prayers and reflections for you to use.

Ser Voluntario

La contribución de los voluntarios es fundamental. Descubra cómo puede ser uno de ellos.