Basic services and a dignified life for internally displaced people around the world

Caritas Internationalis joins Pope Francis in raising awareness about the tragedy of 45,7 million internally displaced people worldwide

En el Día Mundial del Migrante y el Refugiado, promovido por el Vaticano, Caritas Internationalis se une al Papa Francisco y dirige su atención hacia la tragedia, a menudo olvidada, de los desplazados internos. Caritas exhorta a los gobiernos a que faciliten el acceso incondicional a los servicios básicos y un retorno digno y seguro a sus hogares para todos los desplazados internos del mundo.

 

El tema elegido por el Papa Francis para el 106º Día Mundial del Migrante y el Refugiado es: «Forzados como Jesús a huir» y se centra en la atención pastoral a los desplazados internos. Lean el mensaje del Papa Francisco

Internally Displaced Persons (IDP’s) arrive to take shelter next to the Cathedral on November 10, 2013 in Bossangoa, 380 km north of Bangui. Credit: Matthieu Alexandre

El secretario general de Caritas Internationalis, Aloysius John, dice: «En todo el mundo, Caritas Internationalis está en contacto constante y directo con aquellos que sufren la dramática situación de vivir como desplazado en el propio país. Son personas abandonadas a su suerte y privadas de la protección legal convencional. En esta jornada especial, queremos hacernos eco de su grito de justicia, pidiendo una acción inmediata y oportuna».

El Informe Mundial 2020 del Centro de Monitoreo de Desplazamientos Internos dice que, a finales de 2019, unos 45,7 millones de personas vivían desplazadas al interno del propio país, como resultado de conflictos y desastres, en 61 países y territorios de todo el mundo.

«Esta cifra es la más alta jamás registrada. Sin embargo, a pesar de las crecientes cifras y la urgencia, hasta ahora, la dramática situación de los desplazados internos no se ha abordado adecuadamente a nivel internacional», afirma John.

A diferencia de los refugiados, a quienes se les concede protección internacional, los desplazados internos no se benefician de ese marco de protección legal. Los desplazados internos no pueden obtener la condición de refugiados, lo que les daría un alto nivel de protección internacional, porque permanecen dentro de las propias fronteras nacionales.

«Son víctimas de sistemas políticos no democráticos y disfunciones medioambientales que conducen al hambre, la guerra y la violencia. Se encuentran entre las personas más vulnerables del planeta y, sin embargo, se les niega su derecho básico a vivir una vida digna», añade John.

Los niños desplazados – especialmente las niñas – y las mujeres son aún más vulnerables y a menudo son objeto de explotación, abuso y violencia sexual.

Las organizaciones Caritas de todo el mundo han abrazado la causa de estas personas vulnerables, acogiéndolas, acompañándolas y ayudándolas a vivir una vida digna.

En Honduras, por ejemplo, el apoyo comienza dentro de las Caritas parroquiales, cuyos voluntarios se movilizan para recibir a los desplazados internos y ayudarles a integrarse en las comunidades locales, así como para apoyarles en su acceso a la educación y la salud.

En Burkina Faso, Caritas Ocades/Burkina está llevando a cabo un proyecto para facilitar la integración de los menores desplazados internamente.

«Estamos cerca de los desplazados internos para servirles, como el Papa Francisco nos exhortó a hacer, en su mensaje de este día. Él se refirió a la parábola del buen samaritano, cuya espiritualidad está en el corazón del trabajo de Caritas. Todos nuestros esfuerzos se centran en asegurar la dignidad de los desplazados internos«, dijo John.

Muchas situaciones de desplazamiento interno se han prolongado debido a que las causas fundamentales del mismo no se abordan o siguen sin resolverse, por ejemplo, en algunas situaciones de conflicto (Siria, Colombia, Ucrania…) o como resultado de catástrofes naturales y hambrunas (Somalia, Burkina Faso, Malí, Filipinas), o debido al cambio climático, donde las continuas condiciones de inseguridad impiden que los desplazados internos regresen a sus hogares.

«No podemos seguir cerrando los ojos ante esta tragedia. En este día, para los migrantes y refugiados, Caritas Internationalis exhorta a los gobiernos y la comunidad internacional a que adopten medidas inmediatas para los desplazados internos, y en particular:

–    que aseguren a los desplazados internos el acceso incondicional a las necesidades básicas – como la comida y el agua – y servicios, para que puedan vivir una vida digna, especialmente en estos momentos de pandemia por la COVID-19;

–    que aseguren un retorno seguro y digno a sus hogares para aquellos que quieran y puedan regresar;

–    que busquen el consenso para conseguir un alto el fuego mundial, con el fin de suspender los conflictos, porque son una de las principales causas que obligan a los desplazados internos a huir”.

Donar


Por favor, haga una generosa donación a Caritas. Su ayuda hace posible nuestro

Pray

Caritas brought together a collection of prayers and reflections for you to use.

Ser Voluntario

La contribución de los voluntarios es fundamental. Descubra cómo puede ser uno de ellos.