World Food Day. Global community must act

Most vulnerable deprived of the right to food due to the COVID-19 pandemic.

En la Jornada Mundial de la Alimentación, Caritas Internationalis hace un llamamiento a la adopción de medidas específicas para luchar contra la inseguridad alimentaria, protegiendo el medio ambiente, deteniendo los conflictos, promoviendo programas de agricultura sostenible a pequeña escala e identificando zonas prioritarias para la seguridad alimentaria.

El pasado mes de mayo pasado, nuestra Confederación, compuesta por 165 miembros, dio la voz de alarma sobre las graves consecuencias para la seguridad alimentaria que tendría la pandemia y las medidas de contención para evitar la propagación del virus. Hoy los datos son alarmantes. Según el Programa Mundial de Alimentos, 230 millones de personas corren el riesgo de morir de hambre. Esto es 130 millones más que el año pasado.

 

Las personas más vulnerables son los que mayormente pagan por todo ello. Como dice Aloysius John, secretario general de Caritas Internationalis: «Este año, el Día Mundial de la Alimentación se ve empañado por la pandemia de la COVID-19, que ha exacerbado gravemente la inseguridad alimentaria y ha negado el acceso a la alimentación a quienes ya eran pobres y extremamente vulnerables».

 

Caritas Internationalis presta sus servicios a centenares de miles de personas que pasan hambre, por falta la falta de recursos para comprar víveres, así como a migrantes y desplazados que huyen de sus hogares y a personas que viven su vida cotidiana en campamentos. La Confederación también promueve programas de agricultura ecológica, en zonas rurales desfavorecidas, con el fin de empoderar a las personas y hacerlas capaces de producir sus propios alimentos, obteniendo ingresos decentes de su venta, en los mercados locales. Caritas se ha comprometido con el fomento de condiciones para la seguridad alimentaria y con abordar problemas como el cambio climático y la degradación del medio ambiente.

«Caritas Internationalis apoya el derecho humano fundamental a una alimentación adecuada, un derecho del que los más vulnerables se ven ahora aún más privados, a causa de la pandemia. Nos preocupa la creciente inseguridad alimentaria, en diferentes partes del mundo, y en particular en el Sahel y la región de los Grandes Lagos, debido al cambio climático y los conflictos en curso. Toda persona que pasa hambre es responsabilidad y preocupación de todos los miembros de la comunidad mundial y tenemos que actuar con solidaridad”, afirma Aloysius John.

Caritas serves hundreds of thousands people who go hungry

Caritas serves hundreds of thousands people who go hungry due to lack of means to buy food. Photo by Caritas Spes Ukraine

En el espíritu de la reciente carta encíclica del Papa Francisco, Fratelli Tutti, Caritas Internationalis pide más solidaridad y sentido de responsabilidad hacia el prójimo, en particular hacia aquellos que están oprimidos por el hambre y la inestabilidad, debido a la violencia. La globalización de la solidaridad debe abordar en primer lugar la cuestión de «alimentos para todos» como un derecho humano esencial. Caritas también se hace eco del Santo Padre al recordar que desperdiciar la comida equivale a privar a otros de la nutrición necesaria para sobrevivir. «Los alimentos desperdiciados son alimentos arrebatados a otros«, añadió John.

La Confederación cree firmemente que el hecho de que el 11 por ciento de la población mundial viva con hambre es una cuestión que debe ser abordada con una fuerte voluntad y compromiso políticos.

Por ello, Caritas pide a los líderes políticos que tomen las medidas necesarias para:

– proporcionar a las organizaciones humanitarias los fondos necesarios para atender las necesidades inmediatas;

– actuar contra el cambio climático y por la protección del medio ambiente;

– promover la agricultura a pequeña escala, asignando programas y fondos adecuados para tales actividades;

– detener la guerra y los conflictos que ponen a cientos de miles de personas camino del exilio y aumentan la inseguridad alimentaria;

– identificar las zonas prioritarias de seguridad alimentaria para promover proyectos para los más pobres.