Los niños migrantes necesitan oportunidades, afirma Cáritas

Un niño refugiado sirio en una clase de computación en el Centro de Migrantes Caritas

Un niño refugiado sirio en una clase de computación en el Centro de Migrantes Caritas en Dahr El Ain, cerca de Trípoli. Foto por Matthieu Alexandre de Caritas Internationalis

En el Día Internacional del Migrante, Cáritas insta a los gobiernos a que den prioridad a las necesidades de los niños migrantes no acompañados y a que aumenten las oportunidades de empleo para los jóvenes en los países de origen.

Los niños migran solos por razones económicas, con el objetivo de poder enviar ayuda a sus familias; puede también que huyan de la violencia y la inestabilidad, o que lo hagan para reunirse con miembros de sus familias que se encuentran en otras partes del mundo.

“El viaje de migración, que a menudo es largo y está lleno de dificultades e incertidumbre, es particularmente difícil para los niños”, explica Maria Suelzu, responsable de incidencia política en favor de los niños migrantes en Cáritas. “Estos niños se encuentran a menudo bajo la enorme presión de encontrar un trabajo y enviar dinero a casa. Esto tiene como consecuencia que sean a menudo víctimas de la explotación, durante su viaje a otro país y una vez que ya están en el extranjero”.

Cáritas sostiene que asegurar las oportunidades educativas y laborales en los países de origen es un factor clave para evitar que jóvenes menores de 18 años se embarquen solos en viajes de migración.
Aunque existan instrumentos legales, como la Convención sobre los Derechos del Niño, Cáritas insta a los gobiernos a que implementen tales instrumentos para asegurar la protección de los niños migrantes particularmente vulnerables al abuso de sus derechos.

Los gobiernos de los países de origen y de acogida deberían compartir buenas prácticas para mejorar los servicios de inmigración y la gestión de la migración de niños migrantes no acompañados. Los países deberían entender cómo pueden colaborar para fomentar las oportunidades laborales de los jóvenes, tanto en el país de origen como en el extranjero.

En un mensaje emitido este año, el papa Francisco ha dicho lo siguiente sobre la migración infantil: “Esta emergencia humanitaria reclama, en primer lugar, una intervención urgente, que estos menores sean acogidos y protegidos. Tales medidas, sin embargo, no serán suficientes si no son acompañadas por políticas de información sobre los peligros de un viaje tal y, sobre todo, de promoción del desarrollo en sus países de origen. Por último, este desafío exige la atención de toda la comunidad internacional para que puedan adoptarse nuevas formas de migración legal y segura”.

Las organizaciones de Cáritas de diversos países tienen proyectos para ayudar a los niños migrantes a integrarse y a sentirse seguros. Estos proyectos incluyen, por ejemplo, en el caso de Bélgica, la provisión de un tutor o tutora que ayude a los niños con los temas burocráticos y a ponerse en contacto con miembros de sus familias. Cáritas de Marruecos ayuda a los niños a incorporarse al sistema escolar y Cáritas de Roma ofrece asistencia educativa y psicológica, además de ayuda material.

Para más información, por favor, pónganse en contacto con Michelle Hough en a hough@caritas.va o llame al +39 06 6987 9752 ó +39 334 2344 136.

Donar


Por favor, haga una generosa donación a Caritas. Su ayuda hace posible nuestro

Oración


Caritas ha recopilado un conjunto de oraciones para su uso.

Ser Voluntario

La contribución de los voluntarios es fundamental. Descubra cómo puede ser uno de ellos.