Una Europa congelada aumenta los riesgos para los migrantes

Los inmigrantes y refugiados están haciendo frente a condiciones muy peligrosas para sus vidas, tras la llegada de la nieve y el frío ártico, que se están registrando en Grecia, Serbia y todo el sudeste de Europa.

Las temperaturas por la noche han bajado hasta -20°C ( -4° F), en algunas áreas. Miles de inmigrantes están durmiendo a la intemperie, en campamentos o edificios abandonados. Incluso dentro de estos lugares, las temperaturas están muy por debajo de cero.

Los migrantes y refugiados son, en su mayoría, afganos, pakistaníes, sirios e iraquíes, que huyeron de situaciones de conflicto. Incluso después de que la ruta de migración de Turquía a Grecia se cerrara, el pasado mes de marzo, la gente siguió intentando entrar en Europa, cruzando fronteras cerradas.

Caritas suministra agua embotellada a los migrantes, para que puedan hacer sopa o té, en los campamentos de Grecia. Foto de Caritas Hellas.

Caritas suministra agua embotellada a los migrantes, para que puedan hacer sopa o té, en los campamentos de Grecia. Foto de Caritas Hellas.

«En Grecia, las peores condiciones se viven en el norte», afirma Maristella Tsamatropoulou, encargada de  de comunicaciones de Caritas Hellas, que trabaja en tres campos dirigidos por el Gobierno y el Ejército.

«La gente ni siquiera puede beber o lavarse, porque el agua está congelada», señaló ella, “Caritas distribuye agua embotellada para que puedan hacerse sopa o té».

«No hay calefactores. La población local les está proporcionando madera, para que puedan encender fuego o estufas eléctricas. Queman todo lo que pueden para mantenerse calientes. Es algo realmente peligroso, ya que podrían causar un incendio incontrolado», dice ella. Un buque de la Armada atracó el miércoles en la isla mediterránea de Lesbos, con el fin de alojar a unos 500 emigrantes durante esta temporada tan fría.

Dentro de un campamento de refugiados, en el norte de Grecia. Foto de Caritas Hellas.

Dentro de un campamento de refugiados, en el norte de Grecia. Foto de Caritas Hellas.

La preocupación crece en Serbia

«Los campamentos  están muy llenos, en Serbia y, en Belgrado, miles de personas están durmiendo a la intemperie», afirmó a Radio Vaticano Daniele Bombardi, coordinador en Serbia, de Caritas Italiana. «Caritas está en primera línea, ante la emergencia migrantes, proporcionando ropa de abrigo, comida y asistencia  médica a estos migrantes y refugiados», indicó Bombardi. «Hacemos lo que el gobierno nos permite hacer. La migración en el país está bajo el control estricto del gobierno, que no quiere que las organizaciones humanitarias operen de manera autónoma: «Vemos muchas necesidades sin respuesta y tendríamos  medios para responder, sin embargo, el gobierno no nos permite ayudar de manera adecuada», denuncia Bombardi.

Donar


Por favor, haga una generosa donación a Caritas. Su ayuda hace posible nuestro

Oración


Caritas ha recopilado un conjunto de oraciones para su uso.

Ser Voluntario

La contribución de los voluntarios es fundamental. Descubra cómo puede ser uno de ellos.