Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Bosnia-Herzegovina
Caritas Bosnia-Herzegovina

Caritas Bosnia-Herzegovina fue establecida en 1995 para responder a la apremiante crisis humanitaria resultante de la Guerra Civil en Bosnia, acontecida durante la década de los 1990. Caritas proporcionó ayuda en forma de víveres, ropa, zapatos, medicinas, combustible y otros suministros para los miles de refugiados y exiliados, ancianos y enfermos, socialmente desfavorecidos, víctimas de la guerra y los más necesitados. Casi dos décadas después, el alcance de la labor de Caritas Bosnia-Herzegovina sigue desarrollándose y diversificándose para hacer frente a los desafíos que afronta la nación, como alto nivel de desempleo, trata de seres humanos, pobreza y exclusión social, desastres naturales y conflicto. Año tras año, la urgencia de los servicios de Caritas Bosnia-Herzegovina sigue creciendo conforme la situación socioeconómica se sigue deteriorando y el número de pobres y desfavorecidos aumenta diariamente.

La piedra angular de Caritas Bosnia-Herzegovina sigue siendo brindar ayuda humanitaria durante y después de desastres naturales. En 2010 y 2011, Caritas Bosnia-Herzegovina demostró su solidaridad con los más necesitados cuando las peores inundaciones en décadas provocaron numerosos desprendimientos de tierra en Bosnia, obligando a miles de familias en cinco municipalidades a evacuar sus hogares dañados o destruidos. Caritas Bosnia-Herzegovina respondió con ayuda consistente en víveres, cobijas, zapatos, medicinas, leña y estufas para 1.181 familias.

El programa de asistencia para el invierno de Caritas Bosnia-Herzegovina suministra combustible y calentadores para familias pobres, servicios de atención en el hogar para mejorar la salud y las condiciones de vida de ancianos y enfermos; e iniciativas de construcción de la paz y reconciliación para construir una paz estable y sostenible en comunidades locales.

Uno de los mayores problemas macroeconómicos que ha afectado a la región en los últimos quince años ha sido la alta tasa de desempleo. En respuesta, Caritas Bosnia-Herzegovina estableció centros educativos en la República Serbia, para facilitar la formación de adultos para profesiones sociales. Ejercen presión activamente a nivel estatal para crear oportunidades de formación para mejorar las oportunidades sociales y económicas de la nación.

Las campañas de concienciación y los programas educativos de Caritas Bosnia-Herzegovina combaten el creciente problema de la trata de seres humanos a que se enfrenta la nación. Sus talleres de empoderamiento económico ofrecen cursos de costura, tejido y enfieltrado para ayudar a evitar que las niñas se conviertan en víctimas de la trata de seres humanos. La dimensión de microfinanzas también crea oportunidades económicas para pequeñas empresas, como avicultura, apicultura, distribución de invernaderos.

Las oficinas centrales de Caritas Bosnia-Herzegovina se encuentran en Sarajevo y cuentan con aproximadamente 200 empleados y 80 voluntarios. Además, existen 3 organizaciones Caritas (arqui)diocesanas que complementan al Secretariado.

Caritas Bosnia-Herzegovina es miembro de Caritas Internationalis y colabora activamente con y recibe apoyo de la Confederación; organizaciones como Caritas Austria, Catholic Relief Services (CRS), Caritas Francia, Caritas Croacia, Caritas Alemania y Caritas Española. En particular, miembros de Caritas de Bélgica, Italia, Suiza y CRS cuentan con representantes que brindan asistencia durante las etapas iniciales de implementación y desarrollo de sus programas.

Actualizaciones de Caritas desde Bosnia-Herzegovina

  • Las inundaciones bajan en los Balcanes para revelar la desolación

Las inundaciones bajan en los Balcanes para revelar la desolación

  • 23 mayo 2014
Los Balcanes han sido testigos de catastróficas escenas mientras las fuertes lluvias causaban inundaciones generalizadas por toda la región. Casas, carreteras, cultivos y puentes fueron arrasados por el agua en cuestión de días. En Serbia y Bosnia-Herzegovina fueron evacuadas 150.000 personas.