Esta página está a su disposición también en: Inglés, Francés

Suecia
Caritas Suecia

El prolongado compromiso de Cáritas Suecia de defender los derechos humanos empezó en 1946, cuando el Obispo Müller proporcionó asistencia a miles de refugiados europeos que habían emigrado a Suecia después de la Segunda Guerra Mundial. Cuatro años más tarde, en 1950, su persistente y firme labor de amor hacia las personas vulnerables dio lugar a la apertura de una clínica para refugiados en Estocolmo. Esta obra siguió adelante durante los siguientes 37 años, hasta que en 1987 la organización sufrió una reestructuración que desplazó la atención hacia el desarrollo de los países del Sur Global y la acción pastoral social en Suecia. Durante los años sucesivos, Cáritas Suecia amplió el ámbito de estos programas, hasta que en 2007 se vio obligada reducir su trabajo de forma radical.

Todo este tiempo, la labor de apoyo de Cáritas Suecia para proteger los derechos humanos de inmigrantes y refugiados, y sus campañas de prevención contra el tráfico de personas han seguido siendo elementos centrales de sus esfuerzos para proteger a los marginados y a las víctimas. Tanto a nivel nacional como internacional, la labor de apoyo de Cáritas Suecia defiende los derechos humanos fundamentales de solicitantes de asilo político y de refugiados. Su variedad de programas incluye también la reducción de la pobreza y asesoramiento y apoyo a inmigrantes, refugiados y víctimas del tráfico humano en Suecia.

A finales de 2013, Cáritas Suecia empezó un periodo de reestructuración y reconstrucción. En un futuro próximo, se centrará en desarrollar la capacidad de las parroquias locales de llevar a cabo obras de caridad en sus propios entornos. El objetivo es desarrollar una red de grupos locales de Cáritas en las algo más de 40 parroquias de la diócesis (la diócesis católica de Estocolmo incluye todo el país). Las acciones de ayuda a inmigrantes, refugiados y víctimas del tráfico humano continuarán y serán reforzadas.

Al mismo tiempo, los esfuerzos internacionales continuarán y se centrarán en campañas de colecta de fondos para ayudar a financiar proyectos y operaciones de auxilio organizadas por otras organizaciones de Cáritas. En una etapa posterior, la participación internacional de Cáritas llegará a ser de nuevo más activa.

La sede de Cáritas Suecia se encuentra en Estocolmo.

Caritas Updates from Sweden

  • Descubrir la trata de personas

Descubrir la trata de personas

  • 29 enero 2014
La pobreza desesperada de algunos países implica que la gente está dispuesta a arriesgarse a la explotación, sufrir malos tratos y abusos sexuales en el extranjero, en lugar de quedarse en el propio país y no tener comida para poner en la mesa a la propia familia”.